Línea de Investigación en Salud y grupos vulnerables

Salud y grupos vulnerables

sgv_imgaesLa Línea de investigación sobre salud y grupos vulnerables  se encuentra constituida por profesionales de diferentes disciplinas de las ciencias sociales y la salud pública que estudian las condiciones de salud y sus determinantes en grupos sociales específicos. El eje de análisis es la vulnerabilidad social en salud concebida como un resultado de las desiguales condiciones de vida, exposición y capacidades diferenciales para el manejo de riesgos, movilización de recursos y redes sociales, disponibilidad y acceso a servicios de salud, entre otras categorías que determinan la salud de los grupos sociales.

La vulnerabilidad social en salud expresa las desigualdades sociales de distintos grupos poblacionales, por lo que no corresponde a una condición natural ni predefinida. Los denominados "grupos vulnerables" no son vulnerables per se: son las condiciones sociales en que viven los indígenas, migrantes, mujeres, niños, ancianos, jóvenes y otros grupos, las que definen su condición de vulnerabilidad. La comprensión integral de tales desigualdades puede abordarse desde el marco de determinantes sociales de la salud, que es un enfoque innovador y relevante para el estudio de la vulnerabilidad.

Los Determinantes Sociales de la Salud

Los determinantes sociales de la salud se refieren a las condiciones en las que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen, es decir, el contexto de su vida cotidiana, sus acciones y las consecuencias de ellas. En el año 2005 la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció la Comisión de Determinantes Sociales de la Salud (CDSS) con el propósito de revisar el conocimiento existente, crear conciencia social y promover el desarrollo de políticas que reduzcan las inequidades en salud entre los países y al interior de ellos. La CDSS refiere que "los determinantes estructurales y las condiciones de vida en su conjunto, constituyen los determinantes sociales de la salud que son la causa de la mayor parte de las desigualdades sanitarias entre los países y dentro de cada país" (CDSS-2008). Bajo este enfoque, es necesario enfatizar el papel de los factores sociales, políticos y económicos, los cuales adquieren una relevancia especial para entender la salud de los grupos poblacionales. En el Informe de la CDSS se presenta la evidencia que sustenta las múltiples inequidades sociales que afectan la salud de la población y recomienda tres principios de acción: 1) Mejorar las condiciones de vida; 2) Abordar la distribución inequitativa del poder, dinero y recursos; y 3) Medir el problema y evaluar los efectos de las intervenciones. Es de destacar el papel estratégico de los actores que deben participar en esas tres tareas, que incluyen entre otros a las agencias multinacionales, los gobiernos nacionales y locales, la sociedad civil, el sector privado y la academia.

Este abordaje requiere contar con enfoques trans-disciplinarios, que permitan la aplicación de diferentes métodos para la generación de información crítica que contribuya al análisis y comprensión de la salud como un fenómeno social. Asimismo, que sirva como insumo para la toma de decisiones en políticas de salud basadas en evidencias científicas.

La línea de investigación sobre salud y grupos vulnerables se propone desarrollar redes de colaboración con organizaciones sociales, gubernamentales y académicas para consolidar la investigación en este campo como un área estratégica de la salud pública.