La cuarta parte de enfermedades está asociada con la contaminación

130206 nsp1

Fuente: La Crónica de Hoy
Fecha de publicación: 29 de enero de 2013

La Secretaría de Salud (SSa) admitió que al menos la cuarta parte de las enfermedades de los mexicanos está asociada a la destrucción de ecosistemas y a la contaminación industrial, acuífera y atmosférica, así como a la exposición a metales.

Hacia la universalización la vacuna contra el VPH

130124 nsp1

Fuente: El Economista
Fecha de publicación: 21 de enero de 2013

En la actualidad existen dos vacunas destinadas a prevenir cánceres asociados a infecciones virales: la vacuna contra el virus de hepatitis B, que puede causar cáncer de hígado, y vacunas contra el Virus del Papiloma Humano, asociado al cáncer cervicouterino, enfermedad 100% prevenible.

Promueven el consumo de tabaco en los videojuegos

121113_nsp1

Fuente: Información Pública y Comunicación
Fecha de publicación: 13 de noviembre de 2012

La industria cigarrera encontró otra forma de incidir en los jóvenes a través de los videojuegos, llegando directamente a los centros de placer cerebral.

Argentina adoptó test de VPH como estrategia de tamizaje

VPH

Fuente: Información Pública y Comunicación
Fecha de publicación: 31 de octubre de 2012

Con las exposiciones de referentes internacionales en materia de cáncer de cuello de útero de Canadá, Colombia, México y Argentina, finalizó ayer en Buenos Aires la cuarta edición del Seminario Internacional "Prevención del cáncer cérvico-uterino en Argentina en la era del VPH: lo nuevo, lo recorrido, lo que vendrá", organizado por el Programa Nacional de Prevención del Cáncer Cérvico-Uterino (PNPCC) del Ministerio de Salud de la Nación junto al Instituto Nacional del Cáncer (INC).

INSP participa en simposio sobre Prevención de Diabetes y ECV

diabetes y enfermedades cardiovasculares

Fuente: Cuenca News
Fecha de publicación: 25 de octubre de 2012

Actualmente la diabetes es un problema de salud mundial creciente, considerada como la pandemia del S.XXI, y su aumento está relacionado con factores ambientales modificables. Hay una evidencia científica, respaldada por ensayos clínicos, que demuestra que modificar estilos de vida respecto a la alimentación y la actividad física previene la aparición de esta enfermedad en personas con riesgo de padecerla.