Buscan reducir daños a la salud por cocinar con combustibles sólidos


Contaminación del aire intramuros por el uso doméstico de combustibles sólidos y efectos en la salud

En la actualidad, el principal factor de riesgo en el ámbito de la salud ambiental, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS)(1), se encuentra en una actividad cotidiana y vital para el ser humano: cocinar… cocinar en fogones abiertos con combustibles sólidos como leña, carbón, restos de cultivos e incluso estiércol de animales (biomasa), ya que esta actividad emite contaminantes del aire, algunos considerados como cancerígenos y hallados también en el humo del cigarro (2, 3), como material particulado (PM2.5 y PM10), monóxido de carbono (CO), hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), entre otros.

La OMS estima que la contaminación del aire intramuros por el uso doméstico de combustibles sólidos está relacionada con aproximadamente 4.3 millones de muertes al año en el mundo y es responsable de casi 5% de la carga mundial de morbilidad. Tiene una mayor presencia en los países en desarrollo, principalmente en las comunidades rurales, debido a las emisiones que se generan por un proceso de combustión ineficiente en dispositivos de cocinado tradicionales, los cuales son de fácil acceso y bajo costo, en comparación con tecnologías y combustibles más limpios y modernos pero de mayor valor monetario y menor acceso, como electricidad o gas licuado de petróleo (gas LP). Aproximadamente 3 billones de personas dependen de los energéticos de biomasa, y se encuentran en los países de ingresos bajos y medios de Asia, África y América Latina(1). En contraste, a la contaminación atmosférica en ambientes urbanos se le atribuyen alrededor de 3.7 millones de muertes al año en todo el planeta(1).

Los niños y las mujeres de zonas rurales son los más afectados por cocinar con leña o carbón, ya que tienen mayores riesgos de desarrollar infecciones agudas respiratorias y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, respectivamente(2), debido a una mayor exposición al humo de estos combustibles, pues en dichas zonas las mujeres tradicionalmente están a cargo de la preparación de alimentos y los menores pasan más tiempo en casa bajo el cuidado de ellas. A estas condiciones se suma la inadecuada ventilación en los hogares, lo que propicia una mayor concentración de los contaminantes que en el exterior.

Desde hace 40 años aproximadamente, se han llevado a cabo diversas iniciativas por los gobiernos de distintas naciones para reducir los efectos negativos de esta práctica(1). Una de ellas es la introducción de estufas mejoradas que buscan un proceso de combustión más eficiente de los combustibles sólidos y por lo tanto una disminución en la contaminación intramuros, como la estufa Patsari, la cual se construye con cemento y ladrillos comunes; permite aprovechar más el calor producido por la quema de carbón o leña, cocinar varios alimentos a la vez gracias a los distintos comales con los que cuenta y expulsa el humo fuera de la cocina a través de una chimenea, lo que evita que se respiren las emisiones de la combustión.

En México, a partir de la última década del siglo XX, este tipo de intervenciones se han realizado principalmente en la zona Purépecha de Michoacán (4, 5), logrando un impacto positivo en la salud de las comunidades, como lo confirman diversos estudios (2, 3, 4, 6, 7) en que a participado el Instituto Nacional de Salud Pública, a través de su Dirección de Salud Ambiental.

Los resultados obtenidos en estos proyectos reportan una reducción promedio del 77% en la concentración de monóxido de carbono y del 74% en las PM2.5 en las cocinas de los hogares, pero que aún se encuentran por arriba de los límites máximos permisibles para la protección de la salud, (2) establecidos por la OMS para estos contaminantes del aire(1)(7).

El uso de estufas eficientes de leña Patsari benefició a las mujeres, ya que hubo una disminución de molestias producidas por la exposición constante al humo de leña, como irritación ocular, dolor de cabeza, dificultad para respirar, así como una mejoría importante en la función pulmonar similar a quienes se adhieren a un programa para dejar de fumar(6). Los menores de edad también se beneficiaron con el uso de estas estufas, al presentar un menor riesgo de padecer infecciones respiratorias de vías bajas y altas, además de una reducción del 28% en la duración de las infecciones respiratorias agudas, lo cual tiene un efecto positivo agregado ya que las familias gastan menos tiempo y dinero en la atención de la salud de los infantes(3).

Sin embargo, estas investigaciones(3, 6) también han identificado barreras para la adopción y uso de las estufas eficientes de leña, así como la continuación del uso del fogón abierto para satisfacer necesidades específicas del hogar, además de jugar un rol central en las tradiciones de muchas de estas comunidades. En algunas comunidades se ha reportado que la adopción de la nueva tecnología a corto plazo es del 50%(6), observando que seguía en uso el fogón tradicional. Los proyectos de implementación de estufas eficientes de leña deben de ir acompañados de un seguimiento técnico de entrenamiento para el uso y mantenimiento, así como de la sensibilización de la población sobre los beneficios a la salud, economía y medio ambiente, a fin de incrementar y sostener el uso de esta nueva tecnología y el desplazamiento de los fogones tradicionales. Un estudio reciente sobre el uso de leña y carbón en México estima que estos energéticos representan el 48% del total de la demanda residencial de energía, además de que hay 16.8 millones de personas que usan leña como combustible y 5.8 millones de usuarios de leña y gas LP principalmente en las comunidades rurales e indígenas.

Referencias

  1. World Health Organization, “WHO guidelines for indoor air quality: household fuel combustion”, 2014, disponible en http://www.who.int/topics/air_pollution/en/
  2. Rogelio Pérez Padilla et al., “Respiratory health effects of indoor air pollution”, Int J Tuberc Lung Dis 14(9):1079–1086
  3. Astrid Schilmann et al “Children’s Respiratory Health After an Efficient Biomass Stove (Patsari) Intervention”, EcoHealth 12, 68–76, 2015
  4. Omar Masera et al. “Impact of Patsari improved cookstoves on indoor air quality in Michoacán, Mexico”, Energy for Sustainable Development Volume 11, Issue 2, June 2007, Pages 45–56.
  5. Proyecto Patsari, http://www.patsari.org/p/boletin.html
  6. Isabelle Romieu et al., “Improved Biomass Stove Intervention in Rural Mexico: Impact on the Respiratory Health of Women”, Am J Respir Crit Care Med. 2009 Oct 1;180(7): 649-56
  7. Armendáriz Arnez Cynthia et al. “Reduction in personal exposures to particulate matter and carbon monoxide as a result of the installation of a Patsari improved cook stove in Michoacan Mexico”, Indoor Air 2008; 18: 93–105
  8. Montserrat Serrano-Medrano et al., “Spatial and temporal projection of fuelwood and charcoal consumption in Mexico”, Energy for Sustainable Development 19 (2014) 39–46
150805 actividad1 150805 actividad1 150805 actividad1 150805 actividad1 150805 actividad1
Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:08 por Webmaster INSP