El INSP avanza en la reducción de su huella ecológica


Disminuyó la generación de basura y creció la producción de composta gracias al Eco INSP

160901 ecoinsp chA dos años de la implementación del Programa de Gestión Ambiental (Eco), el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) ha conseguido reducir su huella ecológica con la implementación de prácticas y políticas de responsabilidad ambiental para el manejo de residuos sólidos, del agua y la energía, así como la promoción de la cultura pro ambiental.

A partir del 2014, el INSP ha logrado en su sede en Cuernavaca un ahorro del 41% en la generación de residuos sólidos, ya que de 42 toneladas (de las que 16 eran desechables) enviadas al relleno sanitario en 2012, pasó a 7 en el 2015. Además, ha maximizado el uso de los restos del jardín para elaborar composta pues actualmente se producen 59.31 metros cúbicos, poco más del doble que anteriormente se obtenía.

Estos son algunos de los resultados que fueron presentados por la Mtra. Pilar Torres, la Mtra. Eunice Félix y el Dr. Horacio Riojas, coordinadores del programa y miembros del Comité de Gestión Ambiental (Comiga), en compañía del Dr. Mauricio Hernández Ávila, director general del INSP, durante el seminario institucional “Eco INSP: Logros y Resultados”, realizado en el auditorio Guillermo Soberón el pasado 23 de agosto.

De acuerdo con los coordinadores del Eco INSP, además de la reducción de basura y generación de reciclaje, el programa ha tenido impacto en la cultura ecológica de la comunidad institucional, a través del reciclaje de 10.57 toneladas de papel, plástico, metal y vidrio, además del manejo responsable de desechos tóxicos para el medioambiente como pilas alcalinas, tóners, lámparas fluorecentes, aceite quemado y electrónicos.

Para lograr los resultados obtenidos, el Comiga desarrolló a lo largo del 2014 y 2015 diferentes actividades enfocadas principalmente a promocionar actitudes y prácticas pro ecológicas, así como modificar las políticas institucionales en este sentido. Algunas de estas intervenciones consistieron en talleres de clasificación de basura y de composta con heces de mascotas, campañas de consumo responsable y de ahorro de energía, instalación de bebederos y botes separadores, reciclones de electrónicos, entre otras.

Por último, los coordinadores del Eco INSP concluyeron que entre los principales retos del programa se encuentra incentivar la participación de aquellos miembros de la comunidad que no se han unido al mismo e incidir en comportamientos relacionados con el consumo de energía y cuidado del manejo del agua.

Consulta la presentación:

Para poder visualizar la información es necesario tener instalado Adobe Reader

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:13 por Webmaster INSP