Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del inicio de periodo de campaña.
El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

a 96 años de la fundación de la ESPM

La inauguración de la Escuela de Salud Pública de México (ESPM), se remonta al 23 de marzo de 1922. Con su apertura inició el proceso de formación de estudiantes que se desarrollaron en campo, practicaron la medicina preventiva y se convirtieron en los primeros profesionales de la salud pública de América Latina, ya que, en aquel entonces, esta era la única institución existente en materia de salubridad en la región, y apenas la quinta en el resto del mundo.

Después de la Revolución inició la llamada etapa de “reconstrucción nacional”, que trajo consigo nuevas instituciones. El Consejo Superior de Salubridad se convirtió en Departamento de Salubridad Pública en 1917, y para cuando inició la década de los veinte, se crearon la Sección de Educación Higiénica y Propaganda; y la Escuela de Salubridad (antecesora de la actual Escuela de Salud Pública de México) con dos misiones en particular: educar higiénicamente a la población, y preparar profesionistas de la salud para hacer trabajo en campo. De esta forma y desde entonces, la visión de la ESPM se ha mantenido firme en la convicción de formar a los profesionales del sistema de salud nacional, así como a los investigadores en salud pública que renuevan el conocimiento como respuesta ante los retos que han ido emergiendo desde hace ya 96 años.

El primer curso que la Escuela de Salubridad ofreció, se trató de un programa práctico de bacteriología “para señoritas”, a principios de 1922, con el objetivo de consolidar un grupo de mujeres preparadas para enfrentar los problemas epidemiológicos y de salud pública heredados de la Revolución. Posteriormente la Escuela aperturaba nuevos cursos como el de Educación higiénica, o los que formaban a las llamadas Enfermeras visitadoras voluntarias.

A partir de 1930, las materias impartidas y las actividades de sus profesores y estudiantes tuvieron una orientación de mayor compromiso social, dando origen a la Medicina Social, que sensibilizaba a los salubristas en formación a través de prácticas de campo fuera de las aulas, en las zonas rurales donde se priorizaba la comprensión del contexto social y cultural para la intervención. Estos cursos y asignaturas capacitaban a los estudiantes a actuar como representantes del Estado mexicano, demostrando el compromiso social que adquirían en la escuela.

Más tarde, a partir de 1940, se implementaron materias como las de Higiene mental, Administración sanitaria, Saneamiento del medio ambiente, Bioestadística, entre muchas otras; para no dejar de ofrecer hasta la fecha, capacitaciones, programas y posgrados de vanguardia para la formación de salubristas que abordan desde el Trabajo social o la Inspección sanitara, hasta la Biomedicina o la Epidemiología. A principios de 1952, la Escuela y el Instituto de Salubridad y Enfermedades Tropicales se fusionaron en un solo organismo. Se argumentó entonces que era necesaria la integración de un programa de trabajo que comprendiera actividades docentes y de investigación, haciendo participar en las labores de enseñanza a los investigadores del Instituto y fomentando entre los profesores de la escuela, el interés por realizar las investigaciones científicas necesarias para sus actividades docentes. Así, se aperturaron los primeros laboratorios equipados destinados a la investigación científica y se impartía por vez primera una Maestría en Ciencias centrada en Epidemiología.

En este nuevo marco que revolucionaba paradigmas de educación, fue necesaria la creación del Instituto Nacional de Salud Pública en 1995, constituyéndose como un instituto multidisciplinario que sinergiza esfuerzos entre organismos y dependencias, y sus áreas de investigación para la prevención de las enfermedades, la promoción de la salud, y la generación de evidencia científica para el diseño de políticas y programas que incidan en la mejora de la salud pública. Todo ello derivado del que se considerase desde 1987, que el trabajo de investigación en concatenación con la formación de recursos humanos, son procesos necesarios para fortalecer el cambio estructural de la salud en México, proceso dinámico que hoy por hoy constituye un nodo fundamental en la red del tejido social de nuestro país.

Escribir un comentario



Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000