Mejorar las prácticas de lactancia materna


180508 interna Lactancia materna

La leche materna es el alimento perfecto para los recién nacidos, contiene todas las vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y grasas de fácil digestión que necesita. Pero no solo eso, la leche materna le proporciona al lactante factores de crecimiento, anticuerpos y otras sustancias que favorecen su sistema inmune. A través de la leche, la madre nutre y ayuda a fortalecer las defensas del niño. Además, A la mujer le beneficia amamantar de manera exclusiva por seis meses y continuar hasta los dos años de edad de su hijo, la lactancia exclusiva ejerce en el organismo de la madre un efecto hormonal más fuerte que amamantar de forma parcial, porque amamantar de forma exclusiva requiere más energía para producir más leche, entonces moviliza reservas de grasa que tenemos las mujeres destinadas precisamente para eso, disminuyendo el riesgo de contraer cáncer de mama y otras enfermedades.

A pesar de las ventajas que proporciona la lactancia materna, México es el país de toda América con el menor porcentaje de lactancia materna. Solo 14 de cada 100 niños son amamantados de manera exclusiva durante sus primeros seis meses de vida, y solo 35 de cada 100 siguen tomando leche materna, como complemento a su alimentación, cuando cumplen un año de edad.

La Academia Nacional de Medicina de México considera que este es un problema grave y que debe desarrollarse una política de Estado para promover, proteger y apoyar la lactancia materna en México.

Entre sus recomendaciones está limitar la comercialización y publicidad de la venta de fórmulas lácteas infantiles mediante el código internacional de comercialización de sucedáneos de leche materna de la OMS —al cual está suscrito México desde 1981—, alargar los permisos de maternidad a por lo menos seis meses, adecuar lactarios en los lugares de trabajo, capacitar al personal de salud en temas de alimentación infantil adecuada para que sean los principales promotores de la lactancia materna, crear programas de promoción de la lactancia materna y generar información periódica sobre las prácticas de lactancia en el país.

Mishel Unar Mungía, investigadora del INSP añade que no se debe olvidar crear programas para las mujeres que trabajan en el sector informal. Por el momento, la doctora espera los resultados de la Ensanut 2018 para saber si desde 2012 han mejorado o han empeorado las tasas de lactancia materna en México.

Lee el artículo completo aquí: http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/salud/21386-insp-lactancia-materna-cancer-mama

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:21 por Webmaster INSP