Profesionales de salud y nutrición llaman a realizar investigación sin conflicto de interés


  • Código Nutricia: manifiesto para el desarrollo de políticas públicas libres de conflictos de interés.
  • Un grupo integrado por 83 profesionales e investigadores desarrollaron el Código Nutricia.

  • En las últimas décadas, diversos esfuerzos para implementar políticas integrales para prevención de obesidad han sido obstaculizados por la industria de bebidas y alimentos ultraprocesados. De acuerdo con el Dr. Simón Barquera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública, “el principal obstáculo para implementar políticas públicas que mejoren el ambiente alimentario, sin duda, ha sido la interferencia de la industria de alimentos y bebidas ultraprocesados por tener un interés en conflicto con la salud”.

    Entre los ejemplos de interferencia de la industria, destaca el caso del Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles (OMENT), que surgió en 2013 como parte de la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, el cual contó con una importante participación de actores con intereses comerciales, quienes suprimieron todos los esfuerzos propuestos por la academia para transformar el ambiente alimentario. Al mismo tiempo, apoyaron con colaboración de las autoridades, la implementación de un sistema de etiquetado basado en las Guías Diarias de Alimentación (GDA), que carecía de evidencia científica que sustentara su efectividad. La industria de alimentos ultraprocesados también ha obstaculizado otros procesos como el de desarrollo e implementación de los lineamientos para el expendio y distribución de alimentos y bebidas en escuelas.

    Ante esta problemática, un grupo de 83 profesionales e investigadores de 5 institutos nacionales de salud, 4 instituciones gubernamentales, 15 universidades, 5 organizaciones de la sociedad civil y 3 organizaciones internacionales, desarrollaron una postura de compromiso para conducirse de forma ética y transparente, con el fin de evitar los potenciales conflictos de interés desde las etapas de generación de evidencia y diseño, hasta la implementación y evaluación de las políticas a la cual denominaron Código Nutricia.

    “Este esfuerzo” —comentó la L.N. Ana Larrañaga, coordinadora de ContraPESO— “fomentará una cultura de rendición de cuentas por parte de quienes participan en el desarrollo de estas políticas”.

    El Código NUTRICIA busca construir una nueva comunidad de profesionales y estudiantes de la salud, nutrición y áreas afines, comprometidos con salvaguardar el interés superior de la salud de interferencia por parte de grupos interesados en influir en las actividades educativas, de investigación y desarrollo de políticas para favorecer sus intereses comerciales. Esta iniciativa es parte de los componentes necesarios para mejorar el entorno alimentario, pues se enfoca en una de las barreras más reconocidas y que representa un mayor reto a la salud en los próximos años y sienta un precedente para transformar algunas prácticas que de forma común se habían estado realizando en México durante los últimos años.

    “El Código Nutricia debe ser parte esencial de nuestra ética, conducta y actuar profesional” señaló la Dra. Martha Kaufer, investigadora del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

    El Código Nutricia es una invitación abierta, gratuita y libre a la que ya se han sumado 700 profesionales comprometidos y en la que se busca involucrar a muchos más en los próximos meses.

    En México, la mala nutrición en todas sus formas representa uno de los principales retos de salud pública, ya que por un lado se observa una alta prevalencia de obesidad en todos los grupos de edad, que no ha podido ser controlada y por otro persisten problemas de desnutrición, principalmente en grupos vulnerables, llegando incluso a coexistir en algunas comunidades. Lo anterior representa una gran carga a la salud, economía y bienestar de la población. Se ha reconocido por las principales agencias internacionales y grupos de expertos la necesidad de implementar políticas integrales para lograr los resultados tan necesarios que permitan revertir esta situación.

    Para conocer más sobre el tema y unirse se puede seguir este vínculo: Código Nutricia: nutrición y conflicto de interés en la academia



    Fuentes:

Última actualización:
jueves 9 julio 2020 19:18:00 por Webmaster INSP