El movimiento en adultos de 18 a 64 años durante la pandemia de COVID-19

Los comportamientos relacionados al movimiento (actividad física, sueño y tiempo sedentario) en población mexicana durante la pandemia del COVID-19


La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que, para obtener beneficios a la salud, los adultos acumulen al menos 150 minutos por semana de actividad física de intensidad moderada a vigorosa. La OMS señala que la actividad física en la población adulta (18-64 años) incluye actividades recreativas o de ocio, transporte, actividades ocupacionales (en el trabajo), ejercicios programados en familia o con la comunidad y actividades domésticas.

Cuando se está activo, los músculos producen compuestos que mejoran el funcionamiento del sistema inmunitario y reducen la inflamación. Por lo tanto, la actividad física fortalece los dos procesos biológicos que reaccionan a la infección. De esta forma, la actividad física tiene el potencial de reducir la gravedad de las infecciones por COVID-19, ya que fortalece los procesos biológicos que reaccionan a la infección. La actividad física durante esta contingencia podría reducir la cantidad de personas infectadas que requieren hospitalización y el uso de ventiladores, ayudando a reducir el grado en que los sistemas de atención médica se ven abrumados por los casos de infección grave.

Además, la actividad física es importante para ayudar a la población a lidiar con las circunstancias actuales. Es de esperarse que los síntomas de estrés aumenten a medida que continúe la pandemia, debido a las amenazas para la salud, la pérdida de empleo, la reducción de ingresos y el aislamiento social. Afortunadamente, estar físicamente activo tiene importantes beneficios para la salud mental, y alentar a las personas a estar activas podría ayudar a muchos a sobrellevar el estrés continuo y evitar enfermedades psicológicas. En adultos, cada sesión de actividad física reduce los síntomas de depresión y ansiedad, por lo que estar activo todos los días puede ser un antídoto parcial para el estrés de la pandemia. Para las personas que ya sienten angustia, estar activo es tan efectivo como los medicamentos y la psicoterapia.

Sin embargo, como consecuencia de la pandemia del COVID-19, las oportunidades de la población para cumplir con las recomendaciones actividad física se han visto limitadas. Los datos internacionales previos a la pandemia del COVID-19 muestran 1 de cada 3 adultos cumple con las recomendaciones de actividad física de la OMS. En consecuencia, la salud de la población podría estar aún más comprometida durante el COVID-19 dada la fuerte relación que guarda con estos comportamientos.

Por lo tanto, se propone investigar los comportamientos relacionados al movimiento (actividad física, sueño y tiempo sedentario) en población mexicana durante la implementación de las estrategias de distanciamiento social implementadas en respuesta a la pandemia del COVID-19.

Los resultados de este estudio podrían informar de manera rápida a los tomadores de decisión sobre el estado actual de la actividad física, el sueño y el tiempo sedentario de la población, y ser utilizados para informar estrategias a distancia que ayuden a fomentar comportamientos saludables.

Si usted tiene entre 18 y 64 años de edad, le invitamos a participar en el estudio respondiendo una sencilla encuesta en el siguiente enlace: https://redcap.link/COV_INSP_adultos

Toda la información que usted nos proporcione para el estudio será de carácter estrictamente confidencial, será utilizada únicamente por el equipo de investigación del proyecto y no estará disponible para ningún otro propósito. Toda la información que usted nos proporcione para el estudio será de carácter estrictamente confidencial, será utilizada únicamente por el equipo de investigación del proyecto y no estará disponible para ningún otro propósito.


Tu participación es importante, ¡hagamos salud pública!