Exceso de mortalidad en la CDMX y Nueva York durante la pandemia de COVID-19



Exceso de mortalidad en la Ciudad de México y en la ciudad de Nueva York durante la pandemia de COVID-19, marzo a agosto 2020


  • Entre el 1 de marzo y el 29 de agosto de 2020 se observó una tasa de exceso de mortalidad mayor en la ciudad de Nueva York en comparación con la ciudad de México.
  • En Nueva York el exceso de mortalidad aumento y disminuyó rápidamente, en la Ciudad de México el pico fue posterior y menos pronunciado, sin embargo, para finales de agosto de 2020 se seguí observando un exceso de mortalidad.
  • En comparación con la ciudad de Nueva York, en la Ciudad de México observamos una tasa mayor de mortalidad en adultos jóvenes.
  • Comparaciones de exceso de mortalidad entre poblaciones y grupos de edad puede ayudar a generar hipótesis sobre la dinámica de una enfermedad emergente y sobre la preparación y respuesta pandémica.

Investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública, del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York y de la Universidad de Yale usaron información de sistemas rápidos de vigilancia de mortalidad para estimar el exceso de mortalidad en Ciudad de México (CDMX) y en la ciudad de Nueva York (NY). El estudio mostró que entre marzo a agosto 2020 la tasa de mortalidad en exceso fue de 259 y 311 por 100,000 habitantes en la CDMX y en NY, respectivamente.

Con un tamaño poblacional similar, la CDMX y NY son las ciudades más grandes en América del Norte. Ambas iniciaron medidas de mitigación en marzo 22 y 23 de 2020 como respuesta a la pandemia de COVID-19. En NY se observó un pico de exceso de mortalidad 7 veces mayor a lo esperado el 11 de abril de 2020. En la CDMX este sucedió un mes después y la mortalidad observada fue 2.5 veces mayor a la esperada. En la CDMX las tasas de mortalidad en exceso fueron mayores a las observadas en NY en personas de 25-44 años y de 45-65 años.

Distintos factores pueden explicar diferencias en el patrón de exceso de mortalidad de estas ciudades. Estos incluyen la distribución de edad, la frecuencia de hogares para adultos mayores, la densidad poblacional, diferencias en frecuencia de factores de susceptibilidad, fecha de inicio de las medidas de mitigación, patrones de búsqueda de atención y respuesta hospitalaria.

Las comparaciones de exceso de mortalidad entre poblaciones y grupos de edad pueden ser útiles para entender patrones de contagio de una enfermedad emergente. Sistemas de vigilancia de mortalidad son un componente esencial de la preparación pandémica y pueden ser implementados efectivamente como parte de la respuesta a una pandemia.

Consulta el artículo aquí:

https://doi.org/10.2105/AJPH.2021.306430



Última actualización:
jueves 9 septiembre 2021 16:08:42 por Webmaster INSP