Lactancia materna, esencial durante la pandemia por COVID-19


Es bien sabido que la leche humana es el alimento ideal para las niñas y los niños, además de brindar beneficios emocionales y psicológicos para la madre y el bebé. Tiene propiedades nutricionales, inmunológicas y sus componentes bio-activos únicos que no se encuentran en ningún otro tipo de leche o fórmulas infantiles y que confieren protección a los niños frente a enfermedades infecciosas (respiratorias, la COVID-19, otitis, diarrea, entre otras).

Durante esta contingencia es natural la preocupación de las madres por el bienestar de sus hijos ante el riesgo de infección por COVID-19. Afortunadamente, la lactancia materna es el mejor metodo de protección: los anticuerpos y los factores bioactivos de la leche materna pueden combatir la infección de la COVID-19, incluso si el bebé ha sido expuesto al virus1.

Otra inquietud que ha surgido entre las madres es la posibilidad de que los bebés contraigan la COVID-19 al ser alimentados con leche materna. Hasta ahora, no hay evidencia de la presencia del virus SARS-CoV-2 activo en la leche materna de mujeres con sospecha o confirmación de la enfermedad.2-4 Aunque los investigaciones sobre el tema continúan, la lactancia materna sigue siendo una opción muy razonable, aun si la madre ha estado expuesta o es un caso sospechoso de COVID-19 con síntomas leves, ya que los beneficios de esta práctica pueden superar el riesgo de infección en los bebés;3 además, es relativamente fácil disminuir el riesgo de exponer al bebé a las secreciones respiratorias maternas: con el uso de un cubrebocas al estar en contacto con el bebé y la higiene correcta de las manos y superficies.5

En caso de que los síntomas de la COVID-19 no permitan que la madre amamante a su bebé, se recomienda la extracción de la leche y considerar, de ser posible, que alguien más alimente al bebé. Al hacerlo, igual se recomienda el uso del cubrebocas y seguir las recomendaciones de limpieza de la bomba de extracción que se utilice y las superficies5.

Otras alternativas a la lactancia materna incluyen: leche materna procedente de dontantes; amamantamiento por nodriza; o lactancia artificial, adoptando medidas para asegurarse de que sea viable, segura y sostenible y que el producto se prepare correctamente.5

Si una madre con COVID-19, sospechosa o confirmada, no ha podido amamantar por haber estado demasiado enferma o por otro problema de salud, puede empezar a amamantar en cuanto se sienta suficientemente bien para hacerlo. No hay ningún periodo de espera establecido después de haber padecido COVID-19, sospechosa o confirmada. No hay datos científicos que indiquen que la lactancia modifique el curso clínico de la COVID-19 en las madres.6

Es importante continuar amamantando al niño o niña aunque esté enfermo. Tanto si el bebé contrae la COVID-19 como cualquier otra enfermedad, es importante seguir alimentándolo con leche materna. La lactancia refuerza su sistema inmunológico y a través de la leche materna, adquiere anticuerpos que le ayudarán a combatir las infecciones.1

Otra de las recomendaciones, es continuar con la práctica de apego inmediato del bebé después del parto. El contacto piel a piel inmediato y continuado, incluyendo la técnica de la «madre canguro», mejora la regulación de la temperatura de los neonatos y varios otros indicadores fisiológicos y se asocia a una mayor supervivencia neonatal. Además, colocar al recién nacido junto a la madre permite una iniciación temprana de la lactancia materna, lo que también reduce la mortalidad. Los numerosos beneficios del contacto piel a piel y la lactancia materna superan ampliamente los posibles riesgos de transmisión y enfermedad asociados a la COVID-19.6

La lactancia debe mantenerse, incluso en las comunidades donde la COVID-19 es frecuente. En todos los entornos socioeconómicos, la lactancia materna mejora la supervivencia de los neonatos y lactantes, y les proporciona beneficios para la salud y el desarrollo que duran toda la vida.

Si te interesa conocer más información puedes consultar las recomendaciones desarrolladas por el Instituto Nacional de Salud Pública “Lactancia materna protege contra Coronavirus (COVID-19)” en: https://www.insp.mx/resources/images/stories/2020/docs/300320_lactancia_COVID-19.pdf



Redacción  CENIDSP


Fuentes


Última actualización:
viernes 7 agosto 2020 09:59:29 por Webmaster INSP