¡Mide tu presión arterial, contrólala y vive más!


La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos. Cada vez que el corazón late, bombea sangre a los vasos, que llevan la sangre a todas las partes del cuerpo.1

Anualmente en la región de las Américas ocurren 1.6 millones de muertes por enfermedades cardiovasculares, de las cuales alrededor de medio millón son personas menores de 70 años, lo cual se considera una muerte prematura y evitable. La hipertensión afecta entre el 20 y 40% de la población adulta y significa que alrededor de 250 millones de personas padecen de presión alta.2

Es por esto que cada año, el 17 de mayo, se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión, establecido con el propósito de crear y promover el conocimiento y los esfuerzos para prevenir, diagnosticar y controlar la hipertensión arterial, principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares.

Además, todo el mes de mayo se dedica a la medición de la presión arterial, con el objetivo de mejorar la salud mundial aumentando el grado de conciencia en materia de presión arterial.3,4 También, se propone en reunir las pruebas científicas necesarias para influir en las políticas sanitarias mundiales y que más personas en el mundo se tomen la presión.4 La presión arterial alta es el factor número uno que contribuye a la mortalidad mundial: provoca accidentes cerebrovasculares, infartos y otras complicaciones cardiovasculares.

Además, es importante recordar que la hipertensión arterial es un factor de riesgo importante para desarrollar un cuadro grave de COVID-19, tras la infección por el virus SARS-CoV-2. De acuerdo con un estudio realizado por investigadores del INSP, en México, alrededor del 19% de los mexicanos con COVID-19 tenía hipertensión; esto se relacionó con el doble de posibilidad de desarrollar COVID-19 severo, en comparación con aquellos pacientes libres de la enfermedad.5

La medición precisa de la presión arterial es fundamental para el diagnóstico y el tratamiento adecuado de la hipertensión. La medición de la presión arterial es quizás el procedimiento que se realiza con más frecuencia en la práctica clínica y, aunque parece sencillo, si la medición se realiza de manera subóptima conlleva a errores que pueden afectar las decisiones clínicas en hasta el 20-45% de los casos.6

Prevenir y tratar la hipertensión arterial es muy sencillo. A algunas personas les basta con modificar su estilo de vida para controlar la presión arterial, como abandonar el consumo de tabaco, adoptar una dieta saludable, hacer ejercicio con frecuencia y evitar el uso nocivo del alcohol. La reducción de la ingesta de sal también puede ayudar. A otras personas, estos cambios les resultan insuficientes y necesitan tomar medicamentos con prescripción médica.1

Si tienes factores de riesgo, como una dieta y estilo de vida poco saludables, así como antecedentes familiares de hipertensión arterial, es importante realizar mediciones frecuentes de la presión arterial para poder identificar de forma temprana y así prevener consecuencias a corto y largo plazo.




Fuentes

Última actualización:
viernes 14 mayo 2021 17:11:24 por Webmaster INSP