Salud sexual en tiempos de COVID-19


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud sexual se define como un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad que requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

Desde el año 2010, la Asociación Mundial para la Salud Sexual (AMSS) estableció el 4 de septiembre como el Día Mundial de la Salud Sexual; un esfuerzo para sensibilizar y promover la sexualidad como un aspecto esencial del ser humano y un elemento de la salud reproductiva.

En este 2020, el tema que guía la conmemoración es: “El placer sexual en tiempos de COVID-19”, que centra su objetivo en la salud sexual y los derechos sexuales durante el confinamiento, debido a la nueva situación mundial originada por la pandemia de COVID-19 que requiere una atención especial por las medidas de aislamiento, distancia social e higiene recomendadas para su control.

Hasta el momento, las implicaciones de la pandemia en la salud sexual se han documentado poco, pero es fundamental actuar con conciencia y responsabilidad al ejercer nuestra sexualidad para evitar que la infección continúe propagándose. El coronavirus SARS-CoV-2 es un agente altamente infeccioso que se transmite de persona a persona, el riesgo de contagio se incrementa en todas las formas de contacto sexual. Por ahora, no hay evidencia de que el virus SARS-CoV-2 se trasmita a través del semen o de los fluidos vaginales, aunque hay posibilidades de transmisión del virus a través del contacto físico y la saliva, en caso de que una de las personas se encuentre infectada. No olvidemos que algunas personas son portadoras del virus sin presentar síntomas y pueden transmitir la enfermedad, por ello es importante mantener distancia física.

Es recomendable evitar el contacto sexual, si tú o tu pareja sexual presentan síntomas de la COVID-19; también, si alguno tiene una condición médica que aumente el riesgo de desarrollar complicaciones graves si llegaran a contraer el coronavirus, como una enfermedad pulmonar crónica, una enfermedad cardiaca grave, hipertensión arterial, diabetes u obesidad.

Si tienes relaciones sexuales, es muy importante actuar con respeto, seguridad, privacidad, confianza y con la capacidad de comunicarse y negociar relaciones sexuales, ya que son factores clave para que el placer contribuya a la salud y el bienestar sexual.

Es importante tener en cuenta las recomendaciones de las medidas básicas de higiene sexual y la práctica de sexo seguro para disfrutar del encuentro sin asumir posibles riesgos, como la transmisión de infecciones o un embarazo no planificado.

Además, es importante seguir las siguientes medidas preventivas:

  • Lavado de manos antes y después de la relación sexual.
  • Usar cubrebocas ante la sospecha de que una de las personas haya podido estar en contacto con personas contagiadas o presente algún síntoma.
  • Evita los besos y abrazos.
  • Usa preservativos.
  • Reduce el número de parejas con las que tengas relaciones sexuales.
  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Evita el saludo de mano.


Redacción  CENIDSP




Fuentes



Última actualización:
viernes 4 septiembre 2020 09:40:53 por Webmaster INSP