Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del inicio de periodo de campaña.
El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

100713_nsp5En entrevista radiofónica con Radio UAEM, el Dr. Alfonso Carreón Rodríguez, investigador del Centro de Investigación en Salud Poblacional, habló sobre medicina regenerativa: qué es, cuáles son sus aplicaciones y qué se espera de ella en los próximos años.

 

 

La medicina regenerativa es un campo emergente e interdisciplinario que tiene como objetivo la reposición o regeneración de células de tejidos u órganos dañados estructural y funcionalmente. Para lograrlo utiliza distintos abordajes tecnológicos, basados en la tecnología de las células troncales, moléculas solubles que tienen efecto sobre estas células, entre otros. La medicina regenerativa está vinculada con diversos campos de la ciencia, como la ingeniería genética, la ingeniería de tejidos y la terapia celular avanzada. La célula troncal primaria –explicó el Dr. Carreón- es el cigoto, que cuenta con totipotencialidad, es decir tiene total capacidad de generar tejidos; en otras palabras, esta célula primaria posee la capacidad de reproducirse y generar cualquier tipo de tejido del organismo. A medida que se desarrolla el cigoto, las células se van comprometiendo en la producción de tejidos específicos y comienzan a perder la totipotencialidad. Durante la vida, algunos tipos de células mantienen la posibilidad de reproducirse y generar distintos linajes de células, este es el caso de las células sanguíneas y de la piel. Si bien estos grupos de células mantienen esta potencialidad, es poca si se le compara con la capacidad inicial del cigoto. Existen cuatro vertientes principales de la medicina regenerativa: 1) el estudio de la capacidad de diferenciación de las células troncales en los tejidos adultos; 2) el desarrollo de técnicas para el montaje de células en estructuras tridimensionales; 3) el desarrollo de biomateriales y, 4) la generación de órganos completos. “Esta última vertiente, como tal, aún no se ha podido lograr; sin embargo, se tiene estimado que pueda ser posible en 10 a 20 años, no obstante, ya existen tejidos simples desarrollados en el laboratorio utilizados en trasplantes de piel y tejido óseo”, explicó el especialista del INSP. “Existen posibilidades reales para realizar la regeneración de órganos completos, sin embargo, hay que ser cuidadosos, por que la regeneración entre los distintos tipos de órganos cambia mucho, por lo que la perspectiva teórica, metodológica y ética difiere” -apuntó-. Para finalizar, el Dr. Alfonso Carreón señaló la importancia de que la academia, el gobierno y la industria consideren a la medicina regenerativa como una potencial opción terapéutica a mediano y largo plazo, a fin de generar inversión y llegar a consensos para saber qué es lo que se necesita a nivel regional en materia de problemas de salud. “Estamos hablando de una posible aplicación en un amplio grupo de la población, como serían las personas con enfermedades crónico degenerativas; razón por la que la medicina regenerativa se convertiría en una aplicación de salud pública”, señaló.

 

Escuchar aquí el audio

Escuchar aquí el audio

Escuchar aquí el audio


Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000