El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

Control de la Malaria y el DengueControl de la Malaria y el Dengue.

En entrevista con Radio UAEM, el Dr. Salvador Hernández Martínez, investigador del Centro de Investigación Sobre Enfermedades Infecciosas, del INSP, habló de las perspectivas en el control de mosquitos vectores de Malaria y Dengue.

De acuerdo con los datos expuestos por el investigador del CISEI, la malaria y el dengue son dos enfermedades transmitidas por mosquitos de diferentes géneros y elevada prevalencia anual: la primera afecta a aproximadamente 500 millones de personas en el mundo, de las cuales, 500 mil mueren, principalmente niños; el dengue, mientras tanto, afecta en promedio a 1 millón de personas, cada año, a nivel mundial. En México, el estado de Morelos ha registrado 291 casos de dengue, hasta la primera semana de agosto, de los cuales 46 fueron de dengue hemorrágico, sin defunciones hasta el momento. “Sin embargo, el dengue sigue siendo un problema de salud pública, ya que se encuentra presente en la mayoría de los estados del país”, advirtió el investigador. Respecto a las estrategias para el control de estas dos enfermedades, el Dr. Hernández explicó que se efectúan abordajes interdisciplinarios como el desarrollo de vacunas y medicamentos más eficientes para el control de los agentes patógenos causantes de las enfermedades o el control de los mosquitos vectores. “Cualquier estrategia que funcione para controlar al mosquito sería un duro golpe a la enfermedad, ya que evitaríamos que se transmitan estos males”, aseguró el entrevistado. La investigación con mosquitos ha permitido conocer muchas de las sustancias que regulan la función de los órganos del mosquito, siendo la “hormona juvenil” la más importante y más estudiada. Esta hormona regula muchos aspectos de la fisionomía de los mosquitos, entre ellos, la digestión de la sangre. Su estudio como bio-insecticida, es preferible, ya que su uso afectaría sólo a los mosquitos, sin dañar a otras poblaciones de insectos. La investigación de esta hormona ha derivado en el conocimiento de los neuropéptidos. Los péptidos son una especie de proteína pero de menor dimensión; son estructuras que pueden estar formadas por 10 o menos aminoácidos y que se distribuyen fácilmente a través de la sangre y de las membranas celulares. Existen millones de péptidos con funciones específicas, dentro de los cuales se encuentran cientos de neuropéptidos, que se generan en el cerebro del mosquito; de estos cientos, existen dos, llamados péptidos alatotrópicos, que tienen efectos específicos sobra la síntesis de la hormona juvenil, llamados alatotropinas y alatostatinas. La investigación sobre mosquitos se ha diversificado en muchos caminos, como la creación de los insectos transgénicos. La importancia de la investigación de los mosquitos transgénicos para lograr controlarlos a largo plazo, “es una de las estrategias más prometedoras, aunque aún se vislumbra lejana, por lo que se requiere de mucha investigación aún”, concluyó el Dr. Hernández.

Escuche el audio aquí.


Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000