Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del inicio de periodo de campaña.
El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

Vitamina D, indispensable para la vidaEn entrevista con Radio UAEM, el Dr. Mario Flores Aldana, investigador del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINyS) del Instituto Nacional de Salud Pública, habló de la Vitamina D, su forma de producción y la estrecha relación con la salud.

 

La vitamina D es una sustancia química relacionada con  la salud de nuestro cuerpo. La fuente principal para la adquisición de esta vitamina es la exposición directa a la luz solar, ya que se produce a través del contacto de los rayos ultravioleta con la piel. Otras formas de adquirir vitamina D son los suplementos vitamínicos y la ingesta de algunos alimentos, como el salmón y la sardina.
De acuerdo con el Dr. Mario Flores Aldana, las vitaminas son sustancias o compuestos esenciales para  las funciones normales del organismo, y su deficiencia puede tener como resultado el desarrollo de enfermedades o padecimientos graves. “Es importante mencionar que las vitaminas se destruyen por el exceso de calor, como ocurre con la excesiva cocción de las verduras”. En el caso de la vitamina, por ejemplo, la persona que se expone en traje de baño a los rayos solares, sin protección solar, durante 15 minutos, dos o tres veces por semana, produce suficiente vitamina D para cubrir sus necesidades. “Exponerse más tiempo al sol –explica- no hace que se produzca más vitamina D, pues los propios rayos solares destruyen la vitamina que se va produciendo después de 15 minutos de exposición, con lo que se evita una intoxicación por vitamina D”.
No obstante sus beneficios, la exposición prolongada a la luz del sol puede tener consecuencias como quemaduras de sol y, en individuos susceptibles, cáncer de piel, aun cuando padecimiento tenga una baja prevalencia  (menos del 3% de los cánceres son cánceres de piel) en nuestra prevalencia. “Las personas con antecedentes familiares de cáncer no están recomendadas para exponerse al sol, y deberían consumir complementos vitamínicos para obtener la cantidad necesaria de esta sustancia”, apuntó el especialista.
Entre las funciones más conocidas de la vitamina D se encuentran las relacionadas al mantenimiento de la salud de los huesos, ya que ayuda a la absorción del calcio de la dieta. La ausencia de esta vitamina, impediría absorber el calcio necesario, produciendo raquitismo en niños y osteoporosis y osteopenia en adultos.
Son muchas las funciones de la vitamina D que se han descubierto en fechas recientes. Entre ellas que destacan su posible utilidad para prevenir la diabetes, los infartos y regular la presión, además de haberse demostrado cierta asociación entre niveles bajos de vitamina D y casos de cáncer de mama, colón y próstata.
Para finalizar, el investigador del INSP señaló que para tener un adecuado estado de vitamina D en personas adultas, se recomienda tomar el sol no más de 15 minutos entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde, unas tres veces por semana, usando traje de baño y sin bloqueadores.
“Es importante que tanto en niños como adultos, se protejan los ojos, ya que los rayos ultravioleta son dañinos para la vista. Para adultos mayores que tienen riesgo de cáncer de piel, se recomienda el uso de suplementos de vitamina D, entre 800 y 1000 unidades internacionales; en niños pequeños, desde los primeros meses de vida, se recomiendan 400 unidades internacionales por día, incluso los que se encuentran lactando”, concluyó.

 

Escuchar aquí el audio


Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000