Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del inicio de periodo de campaña.
El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

100714_nei2En entrevista con Radio UAEM, el Mtro. Luis Pablo Cruz Hervert, investigador del Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas del INSP, habló sobre la salud bucal en México y dio recomendaciones para tener una mejor higiene bucal.

“Todos los tejidos que conforman la boca son susceptibles a tener alguna enfermedad, siendo la caries la más frecuente, seguida por las enfermedades periodentales y, en tercer lugar, las maloclusiones, es decir, el mal alineamiento de los dientes”, señaló el especialista. Los daños producidos por la caries son progresivos: conforme se avanza en edad, se van acumulando los impactos, los rezagos y las consecuencias de esta enfermedad. La caries constituye una pérdida de la continuidad en las estructuras externas del diente, es decir, el esmalte y el cemento dentales. A simple vista, la caries puede ser muy pequeña, pero al interior de la pieza dental, las bacterias de esta enfermedad proliferan y se expanden. “La caries es un proceso de interacción entre varias bacterias y residuos de alimentos: las bacterias fermentan los azúcares, los convierten en ácidos y éstos a su vez desmineralizan el esmalte o el cemento, haciendo que  se suavicen y dando mayor oportunidad de ingreso a las bacterias”, explicó el investigador del INSP. Por esta razón, el cepillado es fundamental para desorganizar la interacción entre bacterias y evitar la aparición de caries. El uso de la pasta dental ayuda a tener partículas que, junto con el cepillo, limpian y pulen el diente, además de desorganizar la estructura bacteriana. “Más importante que el uso de la pasta dental, es el cepillado en sí”, afirmó. Las técnicas de cepillado son importantes para lograr una correcta limpieza dental, con una frecuencia de tres veces al día, sin que ocurran contratiempos ante un mayor número de cepillados, a menos que se utilicen pastas demasiado abrasivas y las técnicas de cepillado no sean las correctas. Respecto a las enfermedades periodontales, el especialista explicó que se trata de alteraciones de las estructuras que rodean al diente: encías, ligamentos, huesos donde se fijan los ligamentos y el cemento dental. Una de las más comunes de estas enfermedades es  el mal aliento, el cual es producido por el almacenamiento de residuos de alimentos en la parte de la encía que se encuentra separada del diente (encía libre), siendo en ese lugar donde gracias a los residuos y la saliva proliferan cierto tipo de bacterias que no producen caries pero sí mal aliento.  “El uso de hilo dental, además del cepillado y la limpieza de la lengua, constituyen una medida preventiva para el mal aliento y la salud bucal en general” destacó. Más adelante, el Mtro. Cruz abordó el tema de la coloración de los dientes, así como  las pautas que deben seguirse para tener una buena salud bucal a lo largo de las distintas etapas de la vida: “la limpieza de las piezas dentales de los bebes, la aplicación de flúor durante la niñez, el uso de selladores de fosetas y fisuras para crear una capa que evita el alojamiento de alimentos, hasta las visitas al especialista en salud bucal dos veces por años desde antes que se desarrollen totalmente los dientes. El Mtro. Luis Pablo Cruz Hervert concluyó la entrevista recordando que la cultura de la prevención constituye la mejor vía para tener una mejor salud bucal.

Escuchar aquí el audio


Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000