Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del inicio de periodo de campaña.
El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

100714_nei7En entrevista con Radio UAEM, la Dra. Ana Isabel Burguete García, investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), habló sobre la Diabetes Mellitus y la susceptibilidad genética para padecerla.


La Diabetes Mellitus, o Diabetes tipo 2, es una enfermedad crónica degenerativa que constituye actualmente la primer causa de muerte en el país, cuya prevalencia que va en aumento. De acuerdo con la Dra. Ana Isabel Burguete, este incremento puede constatarse haciendo una comparación de las Encuestas Nacionales de Salud elaboradas por el INSP. De acuerdo con la ENSANUT 2006, existen más de 4 millones de mexicanos mayores de 20 años que padecen Diabetes Mellitus. “Cuando se padece de Diabetes -explicó la investigadora- la glucosa que debe ingresar en las células para su funcionamiento, no lo hace, lo que genera que se almacene en la sangre y dé como resultado niveles altos de glucosa”. Lo anterior conlleva a que, por un lado, no se genere la energía necesaria para el funcionamiento del organismo y, por el otro, que el páncreas comience a agotarse porque la producción de insulina es mayor de lo habitual. Entre las complicaciones que se producen por la Diabetes tipo 2 se encuentran la retinopatía diabética (daño a la visión), la insuficiencia renal y el daño a los nervios periféricos, que en muchas ocasiones puede llevar a la amputación de extremidades. Sobre los principales factores de riesgo para padecer Diabetes Mellitus, la investigadora del CISEI mencionó la obesidad, el sedentarismo y la susceptibilidad genética. “Si se tiene un familiar de primer grado con el padecimiento, existe mayor susceptibilidad, esto significa que se tiene una tendencia mayor a desarrollar la enfermedad”, explicó. No obstante ello, la susceptibilidad genética no significa que se esté predestinado a padecerla; la prevención de este mal desde temprana edad, centrada en estilos de vida saludables, es fundamental. Al abundar en este tema, la Dra. Burguete advirtió que  el riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2 se incrementa entre dos y tres veces, si alguno de los padres o abuelos tuvo la enfermedad; mientras que la susceptibilidad aumenta hasta seis veces, cuando ambos padres la han desarrollado. Esta constituye una de las razones por las que la investigación de los genes funcionales que participan en las vías metabólicas de ingreso de la glucosa en las células ha aumentado, y se han sumado esfuerzos para desarrollar estrategias que ayuden a la detección temprana de esta enfermedad y a promover las medidas necesarias para su prevención. “La prevención –señaló la investigadora- constituye la clave para evitar la aparición de Diabetes Mellitus; en caso de existir la enfermedad, un control adecuado de los niveles de glucosa, a través de un estilo de vida saludable, es muy importante para la prevención de las complicaciones”. Por último, la especialista del INSP destacó que en el tema de la diabetes ha habido grandes avances en materia de salud: desde la detección de factores de riesgo, hasta el desarrollo de nuevos medicamentos; sin embargo, la educación del paciente diabético es, fundamental. “A diferencia de otras enfermedades, el paciente necesita tener en cuenta constantemente que se encuentra en condición de diabetes”, aseguró. A no existir una dieta o un estilo de vida para diabéticos, sino pacientes individuales que necesitan tratamiento personalizado, la Dra. Burguete concluyó la entrevista exhortando a quienes padecen esta enfermedad a seguir siempre los consejos del médico tratante y no abandonar el tratamiento.

Escuchar aquí el audio


Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000