El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

100714_nei9En entrevista con Radio UAEM, el Dr. Celso Ramos, del CISEI, habló sobre dengue, paludismo y fiebre amarilla, mientras que la Mtra. Teresa Téllez, habló del 15º PASPE 2010, y del Congreso de Investigación en Salud Pública 2011.


El dengue se encuentra en el grupo de las tres enfermedades transmitidas por vector más importantes del país, junto con el paludismo y la enfermedad de Chagas, afirmó el Dr. Ramos, quién habló sobre el paludismo y la fiebre amarilla, destacando el impacto de estas enfermedades en México durante la mitad del siglo pasado, así como las medidas de vigilancia, prevención y control adoptadas, las cuales permitieron regular estas enfermedades, disminuyendo los casos de paludismo en 2008, localizados principalmente en el sureste del país, y en las costas del pacífico y del golfo. Entre las medidas que permitieron el control del paludismo, se encuentran las acciones verticales enfocadas al sistema de salud; la aplicación de insecticidas para control de mosquitos, y el uso de medicamentos para tratar esta enfermedad. “Sin embargo, el uso de insecticidas ha derivado en problemas de resistencia a los insecticidas –explicó el investigador- por lo que se están desarrollando estrategias para reciclar insecticidas y elaborar nuevos”. Asimismo, llamó la atención sobre la necesidad de crear programas de vigilancia de susceptibilidad y resistencia de los mismos. De acuerdo con el Dr. Celso Ramos, el paludismo es causado por el mosquito Anopheles que transmite parásitos plasmodium. “En México, el plasmodium vivax es el principal causante del paludismo; sin embargo, en años recientes, el movimiento poblacional de zonas endémicas de paludismo, donde el plasmodium falsiparum transmite esa enfermedad, se ha distribuido ampliamente, incluso en México”, explicó. Debido a este fenómeno, existe una vigilancia continua de la Secretaría de Salud para detectar los casos de paludismo causado por plasmodium falsiparum. Los casos de paludismo producido por plasmodium vivax se encuentran controlados, y los pocos causados por plasmodium falsiparum no son originarios del país. “La diferencia entre estas dos variantes de la enfermedad es que el paludismo producido por plasmodium falsiparum es mucho más severo e incluso puede ser mortal” advirtió el especialista el INSP. En el caso de la fiebre amarilla, dijo, se ha logrado un control eficiente de la enfermedad, tanto así, que se mantiene focalizada en las zonas selváticas, por lo que se también se le llama fiebre selvática. Esta enfermedad es producida por el mosquito Aedes Aegypti (también transmisor del dengue), mosquito domesticado que vive en el domicilio o en el peridomicilio. “No obstante ello –advirtió el Dr. Ramos- gran parte de la población es inconsciente del riesgo potencial para la salud que implica cohabitar con este vector, a pesar de su cercanía con éste”. Más adelante, el investigador del INSP explicó que el problema del cambio y la variación climática tienen efecto sobre la población de mosquitos: “cuando sube la temperatura, cuando aumenta la humedad, se incrementa la actividad de los moquitos, coadyuvando a la transmisión de enfermedades como el dengue”. Finalmente, el Dr. Ramos habló sobre la propuesta de crear una Comisión Nacional para el Control del Dengue -algo similar a lo que se realizó con la fiebre amarilla y el paludismo- la cual tendría como finalidad coordinar de manera integral las estrategias de vigilancia, prevención y control del dengue en México, y fomentaría la participación de los Gobiernos Federal, Estatal y Municipal, así como de las Instituciones de educación superior, la industria farmacéutica, las organizaciones civiles y la sociedad en general. “El dengue es responsabilidad de todos”, concluyó, haciendo un llamado para sumar esfuerzos en las estrategias para el control de esta enfermedad. Por su parte, la Mtra. Teresa Téllez habló sobre el 14º Congreso de Investigación en Salud Pública 2011 (CONGISP-2011) que se llevará a cabo del 1 al 4 de marzo de 2011. “El congreso –dijo- tiene como objetivo transmitir a todos los actores de la sociedad el conocimiento y la relevancia de la salud pública, promoviendo el compromiso y la participación de todos para el bienestar social, siendo este un foro abierto a los investigadores para la presentación de resultados de sus trabajos de investigación”. Los temas centrales serán: “Problemas de salud y sus determinantes”, y “La participación y el compromiso en la respuesta social”. La fecha límite para el envío de resúmenes de los trabajos es hasta el 15 de octubre. Por último, la Mtra. Téllez habló sobre el Programa de Actualización en Salud Pública y Epidemiología (PASPE) que se realiza año con año. Este programa, también llamado Programa de Verano, ha contado con una plantilla de docentes de prestigio nacional e internacional, quienes han contribuido al adiestramiento de personal competitivo y a generar una visión más amplia de la salud pública, con alcances locales y globales. “En su edición 2010, celebramos la 15° edición ininterrumpida, para lo cual organizamos una agenda de eventos académicos, culturales y una ceremonia inaugural de aniversario” apuntó.

Escuchar aquí el audio


Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000