El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

110429_niss1

Durante su participación en el programa radiofónico Viva Salud, la Dra. Sandra Treviño-Siller, investigadora del CISS, y dos integrantes de su equipo, hablaron sobre los accidentes viales en jóvenes y la magnitud que representan en salud pública.

Actualmente, los accidentes viales representan uno de los mayores problemas en materia de salud pública a nivel mundial, las cifras del año 2010 contabilizaban 1.2 millones de personas fallecidas anualmente por esta causa, para este 2011, la cifra aumentó a 1.3 millones. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a los accidentes viales como la nueva epidemia del siglo XXI, son la octava causa de muerte a nivel mundial en población total, pero la primera en jóvenes de 15 a 19 años, la segunda en jóvenes de 20 a 24 años y la primera, también, en niños de 5 a 14 años de edad.

De acuerdo con lo expuesto por la investigadora del CISS, cuando se habla de víctimas de accidentes, no sólo se habla de los automovilistas, sino de todos los actores que participan en las vías de comunicación: peatones, motoristas, ciclistas, automovilistas, y todo aquel que transite por ellas. “Vivir en ciudades” –comentó– “implica un reto: entre más grande sea la ciudad, más grande será el reto para la convivencia. Esta es la razón por la que en países de primer mundo el tema de los accidentes viales es abordado como un tema de derechos humanos y de civilidad. Moverse en las vialidades es un acto de responsabilidad.” Se estima que en los países en vías en desarrollo se concentra aproximadamente el 70% del total de los accidentes viales mortales o severos, y a su vez, este 70% de ellos se concentra en 10 países, entre los cuales México ocupa el séptimo lugar. “En México, este tipo de accidentes son la primera causa de muerte en jóvenes de 15 a 24 años; el año pasado fueron la primera causa de muerte niños mexicanos de 5 a 14 años; además, son la principal causa de orfandad y se calcula que en el país fallecen 24,000 víctimas al año por esta causa. En el panorama local, hasta el año pasado se calcula que en Morelos fallecían 60 jóvenes al año por los accidentes viales, cifra que seguramente ha aumentado” afirmó la Dra. Sandra Treviño.

No obstante, 9 de cada 10 accidentes pueden prevenirse ya que son producto de la conducta humana. Como una medida para frenar el número de muertes asociadas a los accidentes de tránsito y para comprometerse con acciones encaminadas a reducir su carga en salud, el 11 de mayo de este año se declarará en México la iniciativa mundial “Década de Acciones por la Seguridad Vial”.

Más adelante, el Mtro. José Francisco Flores, parte del equipo de la Dra. Treviño, aseguró que el tránsito por las vialidades implica responsabilidad, tanto en la forma de conducir como en tomar medidas encaminadas a reducir riesgos. Explicó que más allá de la procuración de justicia, la responsabilidad en la correcta conducción vial debe recaer sobre las personas, y explicó la importancia de que los espacios públicos sean incluyentes en materia vial, con correctas señalizaciones y espacios destinados para peatones. “Lo que ahora buscamos con los talleres a jóvenes es la asertividad; es decir, lograr que ellos lleguen a tomar decisiones correctas para evitar conductas de riesgo y así cambiar la perspectiva de este problema”, abundó el Mtro. Flores. Asimismo, la Psic. Alma Cruz, también del equipo de la Dra. Treviño-Siller, afirmó que una de las causas de la alta prevalencia de accidentes de tránsito en el país está relacionada con el gran número de vehículos y la falta de infraestructura para su correcta circulación. “No obstante, no tenemos cultura vial y tampoco se promueve el uso de transporte público y otras formas de transportes alternos” aseguró.

Aunado a lo anterior, la Dra. Sandra Treviño añadió que somos uno de los países donde los jóvenes aprenden a manejar a menor edad. En estudios con muestras de Cuernavaca, se demostró que los jóvenes en promedio aprenden a manejar a los 15 años de edad, un año antes de que legalmente puedan tener un permiso para conducir. “Existen estudios epidemiológicos con cohortes largas que demuestran que los jóvenes menores de 18 años tienen el doble de riesgo de morir en un accidente que quienes comienzan la conducción a los 18 años o más; con una medida como aumentar la edad para conducir a los 18 años, reduciríamos a la mitad de las muertes por accidentes,” describió la investigadora.

Finalmente, la Dra. Treviño y su equipo dieron recomendaciones para reducir los accidentes, entre las que se encuentran el uso correcto del cinturón de seguridad adelante y atrás, la silla especial para bebés y niños, el no hacer uso de los “autos sardina” (sobre cupo en los vehículos) y la no utilización de distractores, especialmente el uso de los celulares bien sea para hablar o para enviar mensajes.

Escuche el audio aquí


Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000