Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del inicio de periodo de campaña.
El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

Por Gabriel Millán
Fotografías: Margarito Pérez Retana

 

Construcción de esculturaEntre 1988 y 1989 la ciudad de Cuernavaca vio cómo concreto y acero se mezclaron para dar origen a la nueva sede del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), antes ubicado en la colonia Plateros de la Ciudad de México.

Si bien en 1988 el Centro de Investigaciones sobre Enfermedades Infecciosas ya se encontraba en Cuernavaca, fue en septiembre de 1990 cuando el INSP realizó la mudanza final a sus nuevas instalaciones y fue hasta enero de 1991, con Jesús Kumate como Secretario de Salud (1988-1994), cuando el Presidente de México inauguró las instalaciones del INSP en Cuernavaca, en aquellos días consideradas entre las más avanzadas de su tipo en el mundo.

Los arquitectos Orso Núñez y Efrén Reza fueron los encargados del diseño y la construcción de la nueva sede. El entonces Secretario de Salud (1982-1988), Guillermo Soberón, junto con el arquitecto Núñez, invitaron al célebre escultor mexicano Enrique Carvajal, mejor conocido como Sebastian, a participar en el proyecto de edificación del INSP a través de la construcción de dos esculturas monumentales, piezas que rematarían el estilo mexicano, monumental y moderno del arquitecto Núñez.

Escultura: Columna quebradaCon el correr del proyecto, el trabajo de Sebastian consistió, por un lado, en la elaboración de las esculturas de fierro con esmalte acrílico Columna quebrada y Escalera cósmica, ambas de 12 metros de alto y ubicadas dentro del INSP en Cuernavaca. Por otro lado, el trabajo del escultor derivó en el diseño del logotipo del instituto, estructurado con los colores y las formas que se repiten una y otra vez en los elementos arquitectónicos del INSP: formas cristalográficas en blanco, azul y rojo.

Escalera cósmica y Columna quebrada son dos piezas de Sebastián que aparecen fechadas en sus catálogos en 1988. Por encargo del Dr. Soberón y para integrarse al diseño el arquitecto Núñez, estas piezas fueron solicitadas sin una idea previa, dando así libertad creativa al escultor. Ambas esculturas surgen en el momento creativo en que las piezas de Sebastián se inspiraban en la cristalografía.

Mientras que Columna quebrada fue pensada originalmente como una estructura funcional que albergaría una torre de enfriamiento, Escalera cósmica tiene un origen mucho más conceptual: está conformada por tres macizos que surgen en la base y que se elevan al firmamento, estos macizos representan las tres instituciones que en 1987 se integraron para dar origen al INSP: la Escuela de Salud Pública de México, el Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas y el Centro de Investigación en Salud Pública.

Según comentó el propio Sebastian en entrevista con el INSP, Escalera cósmica es fruto del desarrollo de “una abstracción de cristales incrustados que parten de las formas cúbicas, de los planos y ejes de simetría del sistema regular de la cristalografía y cuyo fin se funde en la estructura misma de la escalera”.

Escultor Enrique Carvajal (Sebastian)“El soporte estructural consta de formas que se integran en la misma escalera así como rombos que bajan rectos como prismas y luego dan curva. Lo que yo hago siempre en las esculturas es dar torsiones de tipo topológico, de transformación de la geometría. Eso es una constante en mi obra, esa es una solución que di para esta pieza y que funciona al mismo tiempo estructural y estéticamente.”
Según explicó el escultor, a través de otro proceso de abstracción, esta misma lógica geométrica se trasladó de las tres dimensiones de la escultura a las dos dimensiones del papel, dando origen al logotipo del INSP, representando, igual que la escultura que le da origen, la constante ascensión al firmamento y al conocimiento, al tiempo que en su estructura representa la conjunción de las tres instituciones basales del INSP.

Escultura: Escalera cósmica INSPLa construcción de las piezas tardó alrededor de seis meses y, según explicó Sebastian en la entrevista, participaron cerca de treinta personas. Debido a las proporciones de las piezas, su traslado tuvo que hacerse de la Ciudad de México a Cuernavaca en dos partes, para ser ensamblada ya en el INSP.

Actualmente las instalaciones del INSP en Cuernavaca albergan ambas esculturas: Columna quebrada se ubica al centro de una fuente en el foyer del edificio de gobierno, mientras que Escalera cósmica se mantiene inamovible y majestuosa en la explanada, inspirando a quienes la observan a buscar día a día el conocimiento y la mejora de la salud de los mexicanos.

 

 

130705 escultura6

Fuentes e información relacionada:
Efrén Reza, El Instituto Nacional de Salud Pública, disponible en:
http://efrenreza.mex.tl/307316_INSTITUTO-NACIONAL-DE-SALUD-PUBLICA.html
“El maestro del Concreto universitario” en Construcción y tecnología en concreto, Noviembre 2011, Núm. 08; disponible en:
http://www.imcyc.com/revistacyt/nov11/artquien.html
Lucila Pacheco Peña, Editorial. Salud Pública Méx 1990; Vol. 32(6):621-622, disponible en:
http://bvs.insp.mx/rsp/_files/File/1990/No_6/199032_621-622.pdf
Julio Frenk Mora, EDITORIAL, Salud Pública Méx 1991; Vol. 33(2):103-105, disponible en:
http://bvs.insp.mx/rsp/_files/File/1991/199133_103-105.pdf
Frenk, La salud de la población, Col. La ciencia para todos #133, FCE
Presentación del libro: Experiencia en el cambio. Son coautores seis ex-secretarios de salud; disponible en:
http://www.conbioetica-mexico.salud.gob.mx/interior/temasgeneral/libro_experiencia.html
Guillermo Soberón, Vida en el geometrismo escultórico, Intituto Nacional de Medicina Genómica, disponible en http://www.inmegen.gob.mx/tema/cms_page_media/432/soberonita_1.pdf


Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000