28 de julio. Día Mundial contra la Hepatitis


Este 28 de julio, Día Mundial contra la Hepatitis, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un llamado a los políticos, los trabajadores sanitarios y el público en general a que tomen acciones para prevenir las infecciones y las muertes provocadas por esta enfermedad, bajo el lema de “Prevenir la hepatitis, actuar ya”.(1)

De acuerdo con la OMS, las hepatitis virales —un grupo de enfermedades infecciosas que comprende las hepatitis A, B, C, D y E— cada año causan la muerte de cerca de 1.5 millones de personas (principalmente la B y C), e infectan a cientos de millones de habitantes.(1) La hepatitis es una inflamación del hígado. Las complicaciones derivadas de la infección por estos virus pueden incluir cirrosis o incluso cáncer de hígado.(2)

Dentro las acciones propuestas este año para prevenir esta enfermedad, en especial los tipos B y C, la OMS exhortó a la población a conocer los factores de riesgo, pues la sangre contaminada, las inyecciones peligrosas y el intercambio de material de inyección pueden provocar la aparición de la infección por el virus de hepatitis; exigir el empleo de jeringas estériles y desechables ya que esto puede prevenir infecciones; inocular a los niños con la vacuna para hepatitis B que es segura y eficaz, y por último someterse a pruebas de detección y solicitar tratamiento, toda vez que existen medicamentos eficaces para tratar la hepatitis B y curar la hepatitis C.(1)

Si bien el descubrimiento y estudio sobre la hepatitis B no tienen más de media centuria, desde hace 4 siglos, aproximadamente, se tiene conocimiento y registros de varios brotes de hepatitis entre fuerzas armadas y la población de diversas partes del mundo en tiempos de guerra.
En el pasado siglo XX se detectó el desarrollo de hepatitis entre las personas con enfermedades venéreas, tuberculosis y diabetes, así como en quienes recibían transfusiones de sangre y vacunas. Pero fue durante la Segunda Guerra Mundial cuando se le prestó especial atención a este suceso y empezó a ser estudiado a fondo, luego de que varios soldados del ejército inglés inoculados contra la fiebre amarilla presentaron síntomas de hepatitis semanas después.(3)

Las investigaciones determinaron que los restos de sangre contaminada en el equipo médico, como jeringas e inyecciones, transmitían el virus de la hepatitis, además de diferenciarlo en dos tipos: el A que se transmite por el consumo de agua y comida contaminada por heces fecales, y el B causado por la exposición a la sangre infectada. Sin embargo, los estudios se estancaron por cerca de 20 años, debido a la imposibilidad de cultivar una muestra del virus B para identificarlo.

No obstante, Baruch Samuel Blumberg, premio Nobel en 1976, logró identificar la hepatitis B mientras realizaba una investigación acerca de variaciones de las proteínas de la sangre y su influencia en el contagio de las enfermedades a finales de los 50 y principios de los 60: un descubrimiento inesperado y afortunado. Posteriormente ideó un proceso novedoso junto con Irving Millman, el cual ayudó a que en 1982 se desarrollara una vacuna para este virus. Por esta razón, se fijó el día de su nacimiento, 28 de julio, como el Día Mundial contra la Hepatitis.(4)

En la actualidad, se conoce que el virus de la hepatitis B se transmite por contacto con la sangre u otros líquidos corporales de una persona infectada, además de forma perinatal, y más de 780 000 personas mueren cada año a nivel mundial como consecuencia de este virus.(5)

En tanto que el virus de la hepatitis C se transmite a través de la sangre, y las causas de infección más comunes son las prácticas de inyección poco seguras, la esterilización inapropiada de equipo médico en algunos entornos de atención sanitaria y el uso de sangre y productos sanguíneos sin analizar. En todo el planeta, entre 300.000 y 500.000 personas mueren anualmente por enfermedades hepáticas relacionadas con la hepatitis C.(6)

Referencias

  1. OMS, Día Mundial contra la Hepatitis: Prevenir la hepatitis, actuar ya. Disponible en  http://www.who.int/campaigns/hepatitis-day/2015/event/es/
  2. OMS, ¿Qué es la hepatitis? Preguntas y respuestas en línea. Disponible en http://www.who.int/features/qa/76/es/
  3. Saul Krugman, “Viral Hepatitis: Overview and Historical Perspective”, The Yale Journal of Biology and Medicine 49, 199-203 (1976).
  4. Margie Patlak, “La historia de la hepatitis B”, National Academy of Sciences de Estados Unidos. Disponible en http://www7.nationalacademies.org/spanishbeyonddiscovery/La%20historia%20de%20la%20hepatitis%20B.html
  5. OMS. Nota descriptiva: Hepatitis B. Disponible en http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs204/es/
  6. OMS. Nota descriptiva: Hepatitis C. Disponible en http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs164/es/
Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:07 por Webmaster INSP