Enfermedad respiratoria en adultos


Reto para la salud pública de México

Enfermedad respiratoria en adultosLa atención de las enfermedades respiratorias en adultos es un reto importante para los servicios de salud en México, debido principalmente al crecimiento de la población adulta del país y a la falta de infraestructura sanitaria para proveer de una atención adecuada y eficaz a este grupo de edad, explicó la Dra. Edith Elizabeth Ferreira Guerrero, investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

La investigadora en ciencias médicas resaltó la importancia y necesidad de implementar un programa nacional de atención integral para enfermedad respiratoria en adultos, toda vez que el panorama global en relación con este tipo de enfermedades es preocupante por el incremento en casos. En este sentido, recordó que las infecciones respiratorias es la principal causa de demanda de atención en los servicios de salud a nivel nacional e internacional.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió que las infecciones respiratorias agudas (IRAS), la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la tuberculosis y el cáncer pulmonar permanecerán dentro de los primeros lugares como causa de muerte en todo el mundo. En consonancia con estos datos, se ha registrado un incremento en la morbimortalidad por estos cuatro padecimientos más neumonía y asma. En la actualidad las IRAS, asma, tuberculosis y EPOC suman 300 millones de casos al año aproximadamente y al largo plazo causarán complicaciones a nivel mundial.

Como una respuesta viable y eficaz ante este problema, la Dra. Ferreiro presentó la experiencia y resultados obtenidos con la implementación de un programa para la reducción de la morbilidad, complicaciones y mortalidad por enfermedad respiratoria, mediante un modelo personalizado de atención integral, en cuatro centros de salud de la jurisdicción sanitaria VII en Veracruz, donde se buscó evaluar la factibilidad y efectividad de un modelo de atención integral basado en el “Abordaje Práctico de Salud Respiratoria” (PAL por sus siglas en el inglés) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con este programa, mejoró el diagnóstico y el tratamiento ya que la prescripción de antibióticos y broncodilatadores disminuyó, con base en la actualización previa del personal médico del primer nivel de atención a través de la capacitación y provisión por parte del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) de guías para el manejo de las enfermedades respiratorias en cuidados primarios AIRE (Acción Integrada por la Respiración).

La necesidad de este modelo atención integral obedece, de acuerdo con la Dra. Ferreiro, a la dificultad para diagnosticar y tratar las enfermedades respiratorias de forma homogénea en la población adulta, la falta de infraestructura, de actualización y capacitación por parte del personal y los servicios de salud principalmente del primer nivel, así como de programas enfocados en asma, EPOC, cáncer pulmonar, y en especial de uno integral dirigido a este grupo etario que en el futuro próximo habrá de ser mayor que el infantil, el cual sí cuenta con un programa de este tipo desde 1980 en México.

En este sentido, recalcó que deben reforzarse los programas nacionales existentes por ejemplo el Programa Nacional de Vacunación, ya que pese a que los adultos mayores están contemplados y cuentan con una cartilla de vacunación, menos del 50% por ciento tiene el esquema completo.

El envejecimiento poblacional es un factor determinante para el incremento y complicación de las enfermedades respiratorias, junto con la falta de medidas preventivas, la comorbilidad con enfermedades como diabetes, obesidad y VIH que complican la salud del paciente y la pobreza, explicó la Dra. Ferreiro.

En este contexto, México presenta una situación preocupante debido al cambio en la pirámide demográfica. Con una tasa de crecimiento anual de 3.8% en el grupo etario de 65 años y más frente al -1.3% de los menores de cinco años, la población adulta para el 2025 será mayor que la población infantil, de acuerdo con datos la Comisión Nacional de Población (Conapo), argumentó la investigadora del CISEI.

Además, el patrón de mortalidad se ha invertido ya que mientras en 1980 moría más población infantil, en 2010 la población adulta fallece más, de acuerdo con el Panorama Epidemiológico y Estadístico de la Mortalidad en México 2010, realizado por la Dirección General de Epidemiología, aseveró la investigadora del CISEI, quien explicó este cambio debido a los programas de salud dirigidos a los niños.

Al final la Dra. Ferreiro expresó que “la principal meta que tenemos en el INSP y los investigadores de los diferentes institutos y a nivel de la población es proteger y atender a los grupos de mayor riesgo. Y creo que tanto los niños como los adultos y adultos mayores somos población de riesgo. Hay que encontrar quién nos puede ayudar a transmitir información que ayude a que nosotros como población identifiquemos los factores de riesgo y cómo evitarlos y minimizarlos”.

La Dra. Ferreiro, adscrita al Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas (CISEI) del INSP, expuso lo anterior como parte del 14° Ciclo de Videoconferencias Interactivas 2015, organizado por la Secretaría Académica del INSP.

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:08 por Webmaster INSP