Los riesgos del estrés laboral para la salud


La presión en el ambiente laboral es inevitable: la carga de trabajo, plazos fijos que cumplir, expectativas de desempeño y la búsqueda de reconocimiento forman parte del día a día en la vida profesional; sin embargo, la sobrecarga de tareas rutinarias en un ambiente peligroso u hostil terminan por generar un sentimiento de tensión, impotencia y frustración constante conocido como estrés laboral, el cual puede llegar a tener repercusiones nocivas para la salud física y mental del trabajador, incluso fatales, de no ser prevenidas y atendidas.

Los riesgos del estrés laboral para la saludDe acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estrés laboral es identificado como un grupo de reacciones emocionales, psicológicas, cognitivas y conductuales ante exigencias profesionales que sobrepasan los conocimientos y habilidades del trabajador para desempeñarse de forma óptima (1, 3). Por ejemplo, puede sentir tensión muscular, aumento de presión sanguínea y ritmo cardiaco; miedo, irritabilidad, enojo, depresión; presentar atención disminuida, dificultad para solucionar problemas, disminuir su productividad, entre otros síntomas.

De forma específica, algunos estudios han hallado que altas exigencias laborales dan como resultado siete veces mayor riesgo de agotamiento emocional; poco apoyo de los compañeros, dos veces mayor riesgo de problemas en espalda, cuello y hombros; bajo control del trabajo, dos veces mayor riesgo de mortalidad cardiovascular y, mucha tensión puede producir tres veces mayor riesgo de morbilidad por hipertensión (3).

Los riesgos directos del estrés laboral para la salud han sido relacionados con cardiopatías, trastornos digestivos, aumento de la tensión arterial  y dolor de cabeza, trastornos músculo-esqueléticos como lumbalgias (2). Recientemente un estudio de la Academia Americana de Neurología halló una relación que las personas con trabajos demandantes y poco control sobre ellos tienen 58% más probabilidades de sufrir una isquemia y 22% más de hemorragia cerebral.

Asimismo, la OMS estima que entre el 21 y 32 por ciento de casos de hipertensión en América Latina están relacionados con altas exigencias laborales y bajo control (3).

Aún más, la prolongación del estrés por el trabajo puede generar trastornos en la salud mental del empleado, como el "burnout" o desgaste emocional, afectando el desempeño laboral o causando actitudes poco saludables como el consumo de alcohol, tabaco y drogas, e incluso en casos extremos acciones fatales, motivadas además por un contexto adverso interno y externo.

Los riesgos del estrés laboral para la saludDurante el Foro Internacional Políticas Pública de Empleo y Protección Social en México en 2013, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reconoció que el estrés "puede llevar a una persona a la angustia, a la depresión e incluso al suicidio, como lo ha puesto en evidencia la reciente crisis y recesión en Europa. Un estudio europeo mostró el aumento de los suicidios en nueve de los 10 países europeos estudiados del 2007 a 2009. Aquellos países con situaciones económicas más críticas fueron los que tuvieron un mayor aumento de los suicidios. Los cambios más dramáticos se presentaron en Grecia en donde el número de suicidios aumento en un 19%; por cada incremento del 1% en el desempleo hubo un 0.8 por ciento de incremento de los suicidios asociados en personas de menos de 65 años" (4).

En este contexto, la OIT ha reconocido una relación entre el aumento del estrés laboral y de otras enfermedades mentales relacionadas con el trabajo y los factores tecnológicos, sociales y económicos, por ejemplo "exceso de información, intensificación del trabajo y de las presiones temporales, mayores exigencias de movilidad y flexibilidad, estar siempre 'disponible' debido a la tecnología de los teléfonos móviles y, por último pero no menos importante, el miedo de perder el trabajo" (5).

La OIT y la OMS coinciden en identificar la principal causa del estrés laboral en diversos factores que componen una mala organización en el trabajo (3), como características del puesto, volumen y ritmo de trabajo, horarios, participación y control, perspectivas profesionales, relaciones interpersonales y cultura institucional.

Causas del estrés laboral

Propias del trabajo

  • Trabajo a ritmo rápido, presión de tiempo
  • Falta de control (del ritmo de trabajo pero también relacionada con riesgos físicos)
  • Baja participación en las decisiones
  • Poco apoyo de colegas o supervisores
  • Pobre desarrollo de carrera
  • Inseguridad laboral
  • Muchas horas de trabajo
  • Salarios bajos
  • Acoso sexual o psicológico

Relación Hogar-Trabajo

  • Conflicto de papeles y responsabilidades, particularmente para las mujeres
  • El hogar es el lugar de trabajo
  • La familia está expuesta a los riesgos ocupacionales
  • Violencia doméstica, ataque físico, peligro de violación sexual
  • Dificultades en la logística de la vida diaria

Personales

  • Competitiva, hostil
  • Demasiado comprometida
  • Falta de confianza en sí mismo

Si bien la mayoría de estos riesgos asociados con el estrés laboral se presenta indistintamente entre hombre y mujeres, ellas experimentan con mayor frecuencia el estrés debido a la suma de otros factores asociados a la inequidad de género, de acuerdo con la OMS (3).

  • El doble papel que deben jugar tanto en el hogar como en el trabajo y la dificultad para balancear éstos papeles,
  • Los papeles sociales de género y la necesidad de un papel independiente contra de la necesidad de conformarse a las expectativas sociales,
  • El acoso sexual en el trabajo, que es principalmente dirigido a la mujer,
  • La discriminación de género que se traduce en menores ingresos y mayores exigencias y requisitos ocupacionales.

Como respuesta a este mal, una de las medidas propuestas tanto por la OMS como la OIT ha sido la introducción del estrés laboral y otras enfermedades profesionales dentro de los planes de evaluación y control de riesgos químicos, biológicos y físicos por parte de los empleadores a fin de contribuir al bienestar de los trabajadores en sus lugares de trabajo.

Sin embargo, también existen estrategias personales que pueden ayudarnos a dejar de vivir estresados por el trabajo. Entérate cómo, con la nota Vivir con estrés laboral o persiguiendo al conejo blanco.

Fuentes

  1. Organización Mundial de la Salud, "Ocuppational Health. Stress at the work place", en
    http://www.who.int/occupational_health/topics/stressatwp/en/
  2. Organización Mundial de la Salud, "La organización laboral y el estrés", disponible en
    http://www.who.int/occupational_health/publications/pwh3sp.pdf?ua=1
  3. Organización Mundial de la Salud, "Sensibilizando sobre el estrés laboral  en los países en desarrollo. Un riesgo moderno en un ambiente de trabajo tradicional. Consejos para empleadores y representantes de los trabajadores", disponible en  http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/43770/1/9789243591650_spa.pdf
  4. Organización Internacional del Trabajo. "Nota conceptual sobre bienestar en el trabajo". Disponible en
    http://forointernacionalempleoyproteccionsocial.stps.gob.mx/Sitio/FichasTecnicasOIT/SIETE.pdf
  5. Organización Internacional del Trabajo. "¿Por qué importa el estrés en el trabajo". En
    http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/features/WCMS_184830/lang--es/index.htm

 

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:08 por Webmaster INSP