Salud sexual y reproductiva y prevención del embarazo en adolescentes


A finales de octubre de 2015, los institutos nacionales de Salud Pública (INSP) y de las Mujeres (INMujeres) lanzaron el curso virtual "Salud sexual y reproductiva y prevención del embarazo en adolescentes", como parte de la segunda fase de la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA).

Previo a la presentación de este curso masivo en línea (MOOC por sus siglas en inglés) dirigido a la capacitación de las y los prestadores de atención primaria de salud, en septiembre el INSP y el INMujeres presentaron el portal de internet ¿Cómo le hago? enfocado en proporcionar de forma directa y atractiva a los y las adolescentes información sobre salud sexual y reproductiva y sus derechos.

Al respecto, la Dra. Filipa de Castro, adscrita a la Dirección de Salud Reproductiva en el Centro de investigación de Salud Poblacional (CISP) del INSP e involucrada en el desarrollo de estas plataformas virtuales, explicó que estos proyectos han sido creados con el objetivo de incidir específicamente en el aumento de la oferta y la demanda de los servicios de salud sexual y reproductiva por parte de la población adolescente.

El portal ¿Cómo le hago?, de acuerdo con la investigadora en Ciencia Médicas, fue diseñado para generar la demanda de servicios de salud a partir de "ayudar al desarrollo de habilidades emocionales, transformar la información en saber y contar con escenarios en los que los y las jóvenes puedan ensayar el proceso de toma de decisiones y negociación en sus relaciones interpersonales".

A su vez, el curso virtual fue concebido para mejorar la oferta y la calidad de atención a los y las adolescentes por parte de médicos/as, enfermeros/as, psicólogos/as, trabajadores/as sociales y de farmacias a través de cuatro módulos, equivalentes a 40 horas de aprendizaje en línea, y un libro de consulta electrónico para el personal sanitario.

Ambos proyectos fueron pensados para trabajar de forma sinérgica, bajo las ideas de que esta parte de la población "necesita tener acceso a atención amigable: servicios accesibles, cercanos y sin costo; deben ser aceptables, con privacidad y promoviendo la confianza en el personal de salud; apropiados a las necesidades y al contexto cultural y efectivos"; y de que la atención brindada por el personal de salud se realice dentro de un marco de equidad, de inclusión y derechos.

Este planteamiento toma relevancia al tener en cuenta que, según cifras del Sistema Nacional de Información en Salud, en 2014 se registró poco más de 385 mil nacidos vivos de madres adolescentes menores de 20 años de edad, lo que representa el 17.2% del total de nacidos vivos registrados en el país. Esto significa que a diario hay aproximadamente mil nacimientos por parte de madres de 10 a 19 años de edad. Además también se registraron 6,300 nacidos vivos fueron de madres menores de 15 años de edad.

Para conseguir estos propósitos, explicó la Dra. deCastro, la colaboración de expertos nacionales e internacionales, provenientes del gobierno y de instituciones no gubernamentales, de la academia y de organizaciones de la sociedad civil ha sido fundamental y dado como resultado que el curso virtual contemple la promoción de una serie de competencias entre el personal de salud, como el apego a la normatividad vigente, atención amigable y resolutiva, basada en evidencia científica y en igualdad entre mujeres y hombres en un marco de derechos; la anticoncepción de larga duración y el uso de protección dual.

En cuanto al contenido del curso "Salud sexual y reproductiva y prevención del embarazo en adolescentes", el primer módulo está planeado para que el personal médico entienda la problemática, la ENAPEA y su papel dentro de ella. El segundo aborda el desarrollo sexual de los adolescentes desde una perspectiva integral, con base en estrategias y herramientas para lograr una comunicación más eficaz con los jóvenes teniendo en cuenta su edad y estado de desarrollo.

El tercero tiene que ver con las mejores prácticas para la atención de los adolescentes y abarca el marco normativo para la atención, métodos anticonceptivos, herramientas de detección de riesgos, promoción de salud e información sobre la interrupción legal del embarazo. Por último, el cuarto resume una serie de herramientas de acercamiento, comunicación e implementación de atención amigable para adolescentes.

En resumen, los y las prestadoras de servicios deben ser capaces de saber qué hacer cuando un ó una adolescente los visite en busca de consultoría, situación que tiene respuesta con la estrategia VERME, integrada a la capacitación:

  • Vincular: dar privacidad y un trato amigable y cálido a los y las adolescentes.
  • Evaluar: realizar una evaluación integral (historial clínico y sexual) para detectar factores de riesgo y factores de protección psicosocial.
  • Responder: brindar una respuesta resolutiva y transmitir la información actual de forma clara y completa.
  • Motivar: el prestador de salud debe mostrar interés de manera empática en las necesidades del adolescente, a fin de que éste desarrolle actitudes saludables.
  • Empoderar a los adolescentes: como resultado de la atención integral y amigable, y del ejercicio de sus derechos los y las adolescentes podrán entonces tomar decisiones informadas sobre su salud tomando el control de su vida a corto, mediano y largo plazo.

De esta forma, el INSP se ha sumado a la meta de la ENAPEA de reducir a cero los nacimientos en niñas de 10 a 14 años y 50% la tasa específica de fecundidad de las adolescentes de 15 a 19 años para el año 2030, colaborando con diversos organismos y apoyando a otros, como al Colegio de Bachilleres del Estado de Morelos (COBAEM) a cuyo personal impartió el curso "Prevención del embarazo adolescente en el ámbito escolar".

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:09 por Webmaster INSP