¡Aguas con las lluvias!


Consejos para prevenir desastres en temporada de precipitaciones

No permitas que esta temporada te agarre cantando bajo la lluvia y prevé riesgos para tu bienestar y el de tu familia.

Ya sea tras varios días o en cuestión de minutos, las precipitaciones pluviales intensas pueden causar inundaciones, torrentes y deslaves de gran peligro para las personas y comunidades, dependiendo de su ubicación.

En caso de vivir en una planicie baja, próxima a un río o un cuerpo de agua, existe el riesgo de enfrentar inundaciones; en tanto, un domicilio cerca de una cañada, está expuesto al arrastre de piedras, lodo, troncos y otro tipo de escombros por el desborde de una corriente de agua; mientras que si se habitar sobre o a un costado de una ladera, se corre el riesgo de que ésta se desgaje debido al reblandecimiento de la tierra.

Para ello, te compartimos una serie de consejos para prevenir peligros por estas contingencias. Antes que todo es fundamental que durante la época de lluvias no olvides llevar a cabo lo siguiente, sobre todo si vives en una zona de alto riesgo:

  • Presta atención a las señales de aviso, alarma y emergencia y mantente informado, ya que te ayudará a estar preparado.
  • Empaque tus documentos personales (actas de nacimiento, escrituras, documentos agrarios, cartillas, CURP, etcétera) en bolsas de plástico bien cerradas y en morrales o mochilas que puedas cargar.
  • Ten disponible un radio portátil, lámparas de pilas y un botiquín de primeros auxilios.
  • Conocer los albergues de emergencia y las rutas para llegar a ellos sin peligro.

Por otra parte, ante un llamado de alerta de lluvias intensas, es muy importante que sigas las indicaciones de las autoridades de tu comunidad y atiendas el aviso de evacuación, si así lo determinan. También toma en cuenta que si dispones de tiempo suficiente:

  • Limpia la azotea y sus desagües, así como la calle y sus coladeras para que no se tapen con basura.
  • Guarda los objetos sueltos (macetas, botes de basura, herramientas) que pueda lanzar el viento.
  • Retira antenas de televisión, rótulos y objetos colgantes.
  • Procura un lugar para proteger a tus mascotas.
  • Mantén una reserva de agua potable, de preferencia embotellada.
  • No dejes solos a los niños. Si lo haces, infórmalo a sus vecinos.
  • Sella con mezcla de cemento la tapa de su pozo o aljibe para tener agua de reserva no contaminada.

Durante la emergencia recuerda, sobre todo, conservar la calma, así como:

  • Tener a la mano los artículos de emergencia.
  • Mantener el radio encendido para recibir información e instrucciones de fuentes oficiales.
  • Cubrir con bolsas de plástico aparatos u objetos que puedan dañarse con el agua.
  • Desconectar los servicios de luz, gas y agua.
  • Cerrar bien tu casa.
  • Dirigirte de inmediato a los lugares o refugios previstos,
  • En caso de quedar aislado, subir al lugar más alto posible y esperar a ser rescatado.
  • No cruzar ríos ni a pie ni en vehículos, ya que la velocidad del agua puede ser mucho mayor de lo que se aparente.
  • Alejarte de casas, árboles y postes que pudieran ser derribados.
  • Tener cuidado con los deslaves.
  • Evitar caminar por zonas inundadas; considera que puedes ser golpeado por el arrastre de árboles, piedras u otros objetos.

Después de la contingencia, presta atención a las instrucciones de las autoridades y:

  • Cuida que tus alimentos estén limpios; no comas nada crudo ni de procedencia dudosa.
  • Bebe del agua potable que almacenaste o, si es posible, hierva la que vayas a tomar o desinféctela con cloro.
  • Limpia perfectamente cualquier derrame de medicinas, sustancias tóxicas o inflamables.
  • Revisa cuidadosamente tu casa en busca de daños a su estructura que puedan poner en peligro a ti y tu familia.
  • Mantén desconectados el gas, la luz y el agua hasta asegurarte de que no haya fugas ni peligro de cortocircuitos.
  • Cerciórate de que los aparatos eléctricos estén secos antes de conectarlos.
  • No divulgues ni hagas caso de rumores.
  • Colabora con tus vecinos para reparar, sin ponerse en riesgo, los daños.
  • Desaloja el agua estancada para evitar plagas de mosquitos y enfermedades infecciosas.

FUENTE

Cenapred. Guía de prevención de desastres. Segob, 3ª ed. 2014.
Disponible en http://www.cenapred.gob.mx/es/Publicaciones/archivos/18-GUADEPREVENCINDEDESASTRES.PDF

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:13 por Webmaster INSP