Alumnos de la ESPM-INSP apoyaron ejecución del plan de erradicación de la polio en Ecuador


Preparación en la ESPM-INSP, clave para colaborar con el switch: estudiantes

160722 polio ch“¿Qué están haciendo los mexicanos? ¿Qué productos tienen?” se preguntaban las autoridades de la Dirección Nacional de Inmunizaciones de Ecuador durante dos semanas sobre tres estudiantes de la Escuela Nacional de Salud Pública de México (ESPM) del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) que participaron en las actividades de este país relacionadas con el cambio de la vacuna antipoliomielítica oral Sabin, parte fundamental del Plan Estratégico 2013-2018 para la Erradicación Global de la Poliomielitis de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con satisfacción, Carlos González, Nadia Romualdo e Ingrid Hernández, alumnos de la Maestría en Salud Pública con Área de Concentración en Enfermedades Infecciosas de la ESPM-INSP, recordaron esta escena al relatar su experiencia como salubristas en la estancia de práctica profesional dentro de las actividades de apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) al Ministerio de Salud Pública de Ecuador, para el cambio de la vacuna trivalente oral contra la poliomielitis (tOPV) por la bivalente (bOPV), programado para efectuarse en todo el mundo en el mes de abril.

A través del programa de movilidad académica de la ESPM-INSP, los tres realizaron la estancia académica y de apoyo en la Dirección Nacional de Inmunizaciones del Ministerio de Salud de Ecuador, para participar en la capacitación del personal, la planeación y monitoreo del cambio de las vacunas antipoliomielíticas orales, conocido también como switch.

160722 polio 3 ch Esta acción consistió en reemplazar la vacuna trivalente oral contra la poliomielitis (tOPV) por la bivalente (bOPV). La sustitución obedeció a que el poliovirus salvaje tipo 2 había sido erradicado, por lo que el inmunógeno tOPV que daba protección ante esta variante ya era innecesario, además de que evitaba que surgieran casos de poliomielitis producidos por poliovirus circulante derivado de la vacuna (cVDPV).

Sin embargo, el desarrollo del Plan Estratégico en este país estuvo a punto de verse comprometido por el terremoto de 7.8 grados Richter que sacudió el sábado 16 de abril, por la tarde, el Noroeste de Ecuador y dejó más 600 fallecidos y miles de damnificados. A pesar de la catástrofe, un día después, el domingo 17, dio inicio el switch.

160722 polio chNadia, Ingrid y Carlos habían llegado cuatro días antes del temblor, durante los cuales les habían asignado diferentes zonas para trabajar. “Teníamos asignadas tres zonas: la zona cuatro que comprende Manabí, la zona cinco en Guayaquil y la zona 9 que es Quito”, comentó Nadia, quien explicó que debido a los desastres y réplicas del sismo fueron cambiadas sus destinos de trabajo. A Manabí, donde los daños fueron mayores, Carlos González estaba comisionado para trabajar.

Ante esta emergencia, desearon sumarse a las brigadas de ayuda en la zona de desastre ya que “como personal de salud sientes el compromiso. Al ver la dimensión del problema, cuando la gente que iba a campo regresaba con tantas experiencias, cuando contaban que había personas trabajando más de 48 horas, 72 horas seguidas sin comer, sin dormir, nosotros les dijimos queremos ir a apoyar no solo como salubristas”, explicó Ingrid.

No obstante, en preocupación por su seguridad y debido a que la ayuda internacional no faltó, la OPS no les permitió trasladarse a las áreas más afectadas, por lo que se abocaron a la coordinación del monitoreo del switch durante dos semanas, en las que a decir de Carlos “nos dieron puertas abiertas para realizar el trabajo, dieron la confianza del Ecuador a tres personas ajenas a ese país para que se realizaran esas actividades”.

160722 polio ch La conmoción por la catástrofe en suma a la lejanía a su hogar e incapacidad por mantener una comunicación constante con su familia, amigos y compañeros del INSP no evitó que durante esas dos semanas de ocho de la mañana a ocho de la noche trabajarán arduamente en los lineamientos del monitoreo, mapas de las nueve zonas de Ecuador, identificar los establecimientos, los bancos de vacunas a nivel distrital, de acopio, de acuerdo con criterios epidemiológicos, y mapas distritales más específicos, entre más actividades que implicaban conocer desde cero diferentes aspectos, como la geografía, para cumplir con el trabajo.

“Realmente percibimos la importancia de lo que hicimos hasta que nos íbamos, hasta que ellos abiertamente lo expresaron. Y entonces fue una satisfacción muy grande saber que llegamos con tantas dudas pero que al final de cuentas el resultado fue mejor de lo esperado”, comentó Ingrid.

Para lograr el éxito del plan de acción, los tres coincidieron en que el apoyo del personal del Ministerio de Salud de Ecuador y de la OPS les facilitó desarrollar sus actividades, pero la preparación obtenida en sus cursos en al ESPM-INSP fue clave para llevar a cabo cada una de las tareas para cumplir con el switch.

“Llegamos con mucho temor pero salimos muy satisfechos incluso con nuestro Instituto de saber que realmente nos ha preparado para todo lo que está allá afuera”, afirmó Ingrid, a la par de Carlos quien agregó: “En el aula no se ve eso, pero cuando ya estás en la vida laboral, real, cada una de las cosas que nos enseñan son indispensables”.

160722 polio chAdemás en suma a su formación académica, los tres también acumularon experiencia de campo previo a su estancia en Ecuador. Los tres estudiantes llevaron a cabo prácticas relacionadas con enfermedades prevenibles por vacunación y especialmente poliomielitis en la Dirección General de Epidemiología y en el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia de la Secretaría de Salud de México a nivel federal. Durante un semestre trabajaron en el desarrollo de sus respectivos protocolos sobre vigilancia epidemiológica de parálisis flácida aguda y cobertura de vacunación en el período posteliminación de la poliomielitis en México, así como en la evaluación del avance del Plan Estratégico antes referido en el contexto de nuestro país.

Estas actividades las realizaron bajo la dirección del Dr. José Luis Díaz Ortega, investigador del Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas (CISEI) del INSP y miembro de la Comisión Regional para la certificación de la Erradicación Global de la Poliomielitis en su Fase Final (Endgame), quien promovió la participación de los alumnos en las actividades regionales del Plan Estratégico en el marco de la OPS.

Por otra parte, para Nadia, esta experiencia en el extranjero les enseñó “que no hay imposibles”, por lo que les recomendó a los estudiantes de la ESPM-INSP que buscan una estancia fuera del país que se enfoquen en conseguirla, ya que “les va a cambiar la vida no sólo profesionalmente sino personalmente.160722 polio chSalir nos permite fortalecernos como personas, aprender de otras culturas, reconocer nuestras debilidades y fortalezas. Lo que se vive allá es algo que no tiene precio”.

Once días después del terremoto en Ecuador, la OPS anunció el compromiso en pie de este país con el plan de erradicación de la polio pese a los daños sufridos y cada una de las tareas para cumplir con la recolección y resguardo de la vacuna tOPV para su posterior inactivación y destrucción, además del cambio de esta vacuna por la bOPV y la introducción de la vacuna de polioviruys inactivados (tIPV). Nadia, Ingrid y Carlos estuvieron apoyando activa y académicamente los esfuerzos por consumar este compromiso.

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:13 por Webmaster INSP