Lactancia materna: una práctica que nos beneficia a todos


Madres y bebés se benefician con la lactancia materna

Existe un alimento perfecto para el recién nacido: la leche materna. No sólo es la mejor forma de dar al neonato todos los nutrientes que necesita (vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y grasas de fácil digestión), también es una vía natural de administración de hormonas, factores de crecimiento, anticuerpos y otras sustancias que favorecen el desarrollo del sistema inmune(1).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda alimentar a los bebés solo con leche materna (ni siquiera agua) desde el nacimiento y hasta los seis meses, lo que se denomina lactancia materna exclusiva. Asimismo, recomienda continuar con la lactancia hasta los dos años o más, acompañada de alimentos complementarios(2).

Aunado a los beneficios nutrimentales, la lactancia materna reduce el riesgo de muerte y enfermedad en los niños, y cuando se enferman lo hacen con menor gravedad que aquellos niños que no han sido lactados. Además un niño que recibió lactancia materna tendrá menor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas en la infancia como diabetes tipo 1, obesidad, asma y leucemia, y menos probabilidad de padecer infecciones respiratorias agudas, otitis media, gastroenteritis, entre otras enfermedades transmisibles(1).

Las mujeres que amamantan también tienen beneficios. Además de favorecer el vínculo afectivo entre madre e hijo, las madres lactantes experimentan menos riesgo de desarrollar cáncer de mama y de ovario, depresión posparto y diabetes en mujeres sin antecedentes de la enfermedad(1).

Por su importancia para la salud individual y poblacional, por su calidad nutricional y por los beneficios que aporta a madres e hijos, la leche materna es considerada por la Dra. Teresita González de Cossio, experta en el tema de lactancia, como “un tejido líquido, insustituible por las fórmulas lácteas”.

México tiene los niveles de lactancia más bajos en Latinoamérica

Desafortunadamente, a pesar de los múltiples beneficios de la lactancia materna su práctica en México ha disminuido durante los últimos años, situándonos como el país con los niveles de lactancia más bajos de la región. En términos generales, únicamente poco más de un tercio de los niños son puestos al seno materno en la primera hora de vida y la práctica de cualquier tipo de lactancia antes del primer mes de vida del niño es tan sólo del 81% y desciende rápidamente al 55% a los seis meses. Por otro lado, la lactancia materna exclusiva en menores de seis meses descendió casi 8 puntos porcentuales entre los años 2006 y 2012, al pasar del 22.3% al 14.4%, respectivamente, de acuerdo con el análisis a partir de datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2012(1).

La tendencia descendente de la lactancia materna exclusiva es particularmente preocupante en los sectores de la población más vulnerables. La lactancia entre los grupos indígenas ha disminuido considerablemente desde hace trece años, pasando de 46.0% en 1999 a 34.5% en 2006 hasta 18.5% en el 2012. La situación es alarmante ya que el riesgo de sufrir diarrea y de morir por neumonía es 10 y 15 veces mayor, respectivamente, entre los niños que no reciben lactancia materna exclusiva en comparación con los niños que sí la reciben(3). Por otro lado, en la región Sur del país la lactancia materna exclusiva se redujo de 28.5% a 15.5% y en el medio rural pasó de 36.9% a 18.5%(1).

¿Por qué los niveles de lactancia en el país son tan bajos y cuánto nos cuestan?

Existen diversos determinantes que condicionan las prácticas inadecuadas de lactancia. Entre ellos, el aumento de las ventas de las fórmulas lácteas (especialmente en los sucedáneos de leche para menores de 6 meses), a pesar de que el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna proscribe la promoción, publicidad y obsequio de fórmulas lácteas entre mujeres embarazadas, madres y niños de corta edad(1); así como la falta de apoyo de los sistemas de salud a través de su personal, como médicos, nutriólogos, enfermeros, trabajadores sociales, quienes no cuentan con una preparación adecuada sobre las técnicas de la lactancia(4),(5).

Las prácticas inadecuadas de lactancia le cuestan mucho al país: entre $ 745.6 y $ 2,416.5 millones de dólares, de acuerdo con un estudio realizado por un grupo interdisciplinario del INSP. Estos montos son el resultado de un análisis que incluyó la información de lo que cuesta atender enfermedades relacionadas con una lactancia inadecuada, la pérdida de productividad por muertes prematuras y el gasto en fórmulas lácteas(6). El artículo se publicó a principios de 2015 en el American Journal of Clinical Nutrition y está disponible en libre acceso en este enlace: http://dx.doi.org/10.3945/ajcn.114.092775.

“Lactancia materna: clave para el desarrollo sostenible”, lema de la Semana mundial de la lactancia materna 2016

Con el objetivo de fomentar la lactancia materna y mejorar la salud de los bebés de todo el mundo, del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, una iniciativa impulsada por instituciones internacionales como las organizaciones Mundial (OMS) y Panamericana de la Salud (OPS), Naciones Unidas, UNICEF, así como los ministerios y secretarías de Salud de las naciones(2).

Este año, el lema de la Semana Mundial hace énfasis en la lactancia materna como clave para el desarrollo sostenible, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. A pesar de que no se menciona explícitamente en ninguno de los 17 ODS, la lactancia materna puede ayudar a cumplir estos objetivos como poner fin a la pobreza (ODS 1), ya que la lactancia es una forma natural y de bajo costo para alimentar a los bebés; acabar con el hambre (ODS 2), porque la lactancia materna significa seguridad alimentaria para la niñez; propiciar la buena salud y bienestar (ODS 3), debido a que la lactancia materna contribuye a mejorar la salud y el bienestar tanto del niño como de la madre; por mencionar algunos(7).

¡Fomentemos la lactancia materna, clave en el desarrollo sostenible!


Referencias e información relacionada.

  1. INSP, Lactancia materna en México. Disponible en http://goo.gl/2Pt6qj
  2. OMS, Semana Mundial de la Lactancia Materna. Disponible en http://goo.gl/l2Ms65
  3. INSP, Reposicionar la lactancia materna. Disponible en http://goo.gl/jFvoo7
  4. INSP, Profesionales de la salud y lactancia materna. Disponible en http://goo.gl/OQOX7q
  5. INSP, Lanzan el curso virtual "Aprendiendo lactancia y amamantamiento". Disponible en http://goo.gl/alyfZD
  6. INSP, El costo de las prácticas inadecuadas de lactancia en México. Disponible en http://goo.gl/jnp4vJ
  7. World Breastfeeding Week. Disponible en http://goo.gl/rlEj5m
Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:13 por Webmaster INSP