INSP, UNICEF y OPS promueven un etiquetado de alimentos simple e integral



Con el objetivo de ayudar a prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil en América Latina y el Caribe

(CDMX - 23 de noviembre, 2016) El Instituto Nacional de Salud Pública de México (INSP) y UNICEF presentaron los resultados de un estudio que detalla una serie de recomendaciones y acciones para mejorar la regulación y práctica vigente de etiquetado de alimentos y bebidas industrializadas dirigidos a la niñez y adolescencia en la región.

El estudio titulado Análisis de regulaciones y prácticas para el etiquetado de alimentos y bebidas para niños y adolescentes en algunos países de América Latina (Argentina, Chile, Costa Rica y México) y recomendaciones para facilitar la información al consumidor, fue coordinado por la Mtra. Sofía Rincón Gallardo Patiño, investigadora del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINyS) del INSP, y contó con el apoyo científico de la Fundación Interamericana del Corazón, en Argentina; la Universidad del Bío-Bío, en Chile, y la Universidad de Costa Rica, en ese país.

Durante la presentación del documento, el INSP y UNICEF invitaron a los gobiernos de América Latina y el Caribe a promover un etiquetado frontal sencillo y fácil de entender de los alimentos y bebidas industrializados, tras constatar que el sobrepeso y la obesidad son un importante problema de salud pública, incluso en los países de bajos y medianos ingresos, donde la transición a las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) ha ganado terreno rápidamente los últimos años.

La recomendación del INSP es contar con un etiquetado simple, consistente y llamativo, que pueda ser interpretado por toda la poblaciónde manera rápida y fácil. Este debe enfatizar el contenido de los nutrimentos que contribuyen con el sobrepeso, obesidad y ECNT (p.ej. azúcares añadidos, grasas, sodio y energía) y debe regular los diferentes elementos del empaque que pueden influir en la elección de compra, como personajes, leyendas de nutrición y salud, y ofertas.

“El único objetivo del etiquetado frontal es ayudar a la población a que genere mejores decisiones. Lamentablemente ese no es el objetivo del etiquetado frontal que tenemos en la oferta de productos en el mundo; el etiquetado frontal le sirve mucho a la industria para hacer sus productos más atractivos”, indicó el Dr. Simón Barquera, director del Área de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición del INSP.

Por su parte, Stefan Stefansson, jefe regional de Alianzas y Sector Privado de UNICEF, aseguró: “invitamos a la industria a simplificar la información de sus empaques y facilitar la información a sus consumidores, especialmente para alimentos y bebidas industrializados dirigidas a la niñez y adolescencia para que sus padres, madres y cuidadores puedan tomar mejores decisiones en la adquisición de estos productos”.

Al evento, realizado en el Salón de Naciones Unidas, asistieron directores y representantes de UNICEF, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y de COFEPRIS, así como la senadora Marcela Torres y organizaciones de la sociedad civil como la Fundación Mídete, FMD, El Poder del Consumidor, el COA y representantes de diversas universidades.

En el presidium participaron Aldo Verver, representante de COFEPRIS; Marcela Torres Peimbert, senadora de la República; Gerry Eijkemans, representante de la OPS en México; Christian Skoog, representante de UNICEF en México; Luisa Brumana, representante de UNICEF regional; y por parte del INSP, Simón Barquera Cervera y Sofía Rincón Gallardo Patiño.

El estudio puede consultarse en línea (en formato PDF) en los siguientes enlaces:

Resumen en español
Reporte completo en inglés

161128 unicef 1161128 unicef 2161128 unicef 3

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:15 por Webmaster INSP