La lactancia materna: la estrategia más costo-efectiva para prevenir la mortalidad infantil


Lactancia Materna

Este año la Academia Nacional de Medicina presentó el libro Lactancia Materna en México, en el que participaron como editoras las doctoras Teresita González de Cossío Martínez y Sonia Hernández Cordero.

“La lactancia materna es la estrategia más costo-efectiva para prevenir la mortalidad infantil y mejorar la salud en el corto y largo plazos de toda una nación”. Esta aseveración expuesta en el mencionado libro nos invita a reflexionar sobre el contexto de la lactancia en distintos niveles: el individual (que integra la díada madre e hijo/a), el sociocultural, el de los sistemas de salud y el del desarrollo de políticas públicas. Todos estos niveles intervienen de manera importante favoreciendo o no la promoción, protección y apoyo de la lactancia materna, es por ello que, entre otros aspectos, uno de los principales aportes de este libro radica en la evidencia científica que ofrece para apoyar la conformación de una estrategia integral que articule los distintos niveles antes mencionados a fin de favorecer las prácticas de lactancia de acuerdo con la recomendación internacional.

Actualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el bebé sea alimentado con lactancia materna exclusiva desde la primera hora de su nacimiento hasta los 6 meses de vida; asimismo, propone que, posteriormente, se inicie la alimentación complementaria con otros líquidos y alimentos densos en micronutrimentos, continuando con la lactancia hasta los 2 años de edad o más tiempo si la madre y el niño lo desean. Es importante hacer énfasis en esta última parte de la recomendación, ya que existen diversos mitos sociales, e incluso información médica que se da sin los debidos fundamentos, relacionados con aspectos negativos que, supuestamente, pueden presentarse en el bebé y en la madre por extender la práctica de la lactancia más allá de los seis meses de edad.

¿Por qué sí amamantar?

“La leche humana tiene propiedades inmunológicas, hormonales y nutricionales únicas; es un tejido vivo delicadamente ajustado a cada etapa de la vida del menor. Constituye un sistema desarrollado a través de millones de años para proteger la salud y estimular el desarrollo óptimo del niño. (1)

La alimentación al seno materno se traduce en beneficios para la madre, el hijo, la sociedad y los sistemas de salud, ya que entre sus principales aportes se encuentran la reducción de morbilidad por infecciones gastrointestinales, respiratorias y alergias para aquellos bebés que son alimentados con lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida; propicia una mejor salud y supervivencia para quienes la reciben, en comparación con los bebés que son alimentados con fórmulas lácteas; ayuda a tener una menor probabilidad sobrepeso u obesidad en el niño y mejora el desarrollo de su sistema cognitivo y de defensa inmunológica. De igual manera, la práctica de la lactancia trae consigo beneficios en la salud física y emocional de la madre, disminuyendo el riesgo de cáncer de mama y ovario, osteoporosis, anemia, hipertensión, obesidad y depresión, además de que ayuda a perder el peso ganado durante el embarazo.

Por otra parte, las familias y la sociedad también se ven beneficiadas con las prácticas adecuadas de la lactancia materna, permitiéndoles un ahorro en el costo de atención, medicamentos, hospitalización y tratamiento de las enfermedades infecciosas en el corto plazo, así como de enfermedades crónicas en la etapa adulta.

Sin embargo, aun contando con datos que evidencian los beneficios de la lactancia, “en contraste con otros países del Continente Americano, México experimenta un fenómeno de abandono de la práctica de lactancia materna exclusiva (de 22.3% en 2006 a 14.4% en 2012), sobre todo en zonas rurales (de 36.9 a 18.5% en 6 años).” (2) La falta de una normatividad nacional integral implementada en pro de la lactancia materna y el ambiente hostil hacia ella en los servicios de salud y en el ámbito laboral, se han señalado como aspectos que están influyendo en el deterioro de las prácticas de lactancia materna en nuestro país.

Algunas acciones propuestas por la OMS para proteger la lactancia materna:(3)

  1. Limitar la comercialización de la venta de sucedáneos de la leche materna, así como su promoción y asegurarse de que existan sanciones definidas para que, en caso de existir una violación al código, éstas se apliquen.
  2. Empoderar a las mujeres para amamantar de manera exclusiva a sus hijos por 6 meses a través de contar y cumplir con el permiso de maternidad. Para proteger la lactancia materna exclusiva, según lo recomendado por la OMS, lo ideal es que el permiso de maternidad sea, por al menos, de 6 meses.
  3. Fortalecer la capacidad del sistema de salud para que sea el principal promotor de lactancia materna al retomar, impulsar y expandir la Iniciativa Hospital Amigo de la Madre y del Niño, así como el monitoreo del cumplimiento y certificación de los hospitales.
  4. Invertir recursos para asegurar una adecuada educación y capacitación continua al personal de los servicios de salud en términos de prácticas de alimentación infantil para que sean los principales promotores de la lactancia materna en cada contacto con la población.
  5. Apoyar a las madres mediante la promoción de grupos de apoyo y consejería.
  6. Desarrollar estrategias comunitarias que apoyen y promuevan la lactancia materna exclusiva, incluida la implementación de campañas de comunicación masivas en las que se considere el contexto nacional y local.
  7. Identificar los actores clave y las acciones de cada uno de ellos en la generación de políticas públicas y programas para promover, proteger y fomentar la lactancia materna.
  8. Abogacía basada en evidencia que favorezca la generación de políticas y una legislación que resulte en un ambiente que promueva la lactancia materna.

La práctica efectiva de la lactancia materna es de vital importancia para la salud de los menores, las madres e, incluso, para favorecer el bienestar de la economía de las familias y de los sistemas de salud, por tanto, es necesario implementar una estrategia integral y coordinada que apoye la lactancia asegurando su promoción y protección.


Referencias

  1. Lactancia materna en México. México: Academia Nacional de Medicina, 2017
  2. Ídem
  3. Ídem
Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:18 por Webmaster INSP