Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del inicio de periodo de campaña.
El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud
  • Inicio
  • Avisos
  • 4to Seminario Estatal: Evaluar para incidir en las políticas y programas de desarrollo social

180607 Interna seminario estatal coeval

El objetivo de una evaluación es el de identificar dónde es posible mejorar el diseño de un programa de desarrollo social, así como la medición de sus procedimientos y el monitoreo del impacto de políticas públicas, para crear una agenda de mejoras. Cada evaluación contiene sus propuestas y sugerencias, que se trabajan con el personal de toma de decisiones. Así informó la Dra. Cristina Amescua, del comité técnico de la Comisión Estatal de Evaluación del Estado de Morelos (COEVAL), en el 4to Seminario Estatal: “Evaluar para incidir en las políticas y programas de desarrollo social”, que tuvo a bien celebrarse el martes 5 de junio, en el auditorio Guillermo Soberón del Instituto Nacional de Salud Pública, como adherencia al marco de la Semana de la Evaluación en América Latina y El Caribe.

Este evento estuvo dirigido a académicos, estudiantes, investigadores, servidores públicos, organizaciones civiles y medios de comunicación, y contó con la asistencia de tomadores de decisiones, que son “quienes deben apropiarse de los resultados de estos ejercicios”, según comentó la Dra. Hortensia Reyes Morales, directora del CENIDSP-INSP

El seminario se dividió en tres bloques principales: un Conversatorio sobre la Importancia del Monitoreo y la Evaluación en la Reconstrucción por el sismo del 19S, un Diálogo sobre el uso efectivo de los resultados de la Evaluación en el Desarrollo Social, y un Panel sobre los Sistemas de Monitoreo y Evaluación, en lo Subnacional y su Aporte al Desarrollo Social.

El Dr. Juan Pablo Gutiérrez, presidente del Comité Técnico de la COEVAL, destacó la importancia del Monitoreo y Evaluación, los cuales permiten el diálogo entre quienes toman las decisiones, integrantes del gabinete del Estado, y quienes desarrollan y aplican las evaluaciones. Asimismo, habló sobre la Estrategia Estatal de Reconstrucción “Unidos por Morelos”, y de cómo esta busca la sistematización de procesos ante la necesidad de las poblaciones afectadas por el sismo del 19S. Su objetivo es organizar y esquematizar la información recabada en el diseño de una estrategia con el propósito de regresar a la población a las condiciones de vida que tenía antes del terremoto, incluyendo en las reglas operativas que las viviendas nuevas que se están construyendo como parte de la respuesta, cuenten con mejores condiciones que permitan evitar carencias de infraestructura, asegurando mecanismos de consulta y participación de la sociedad civil.

Paola Palacios, coordinadora del Programa de Transparencia Mexicana, habló de la importancia del monitoreo de recursos, para identificar hacia dónde se dirigen las donaciones para la reconstrucción, y así dar certidumbre del destino de los fondos, que deberían siempre ofrecerse en formatos de Datos Abiertos.

Por su parte, la Mrta. Mónica Martínez, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el cual tiene por meta que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se cumplan y puedan ser más realistas en los países, resaltó el ejercicio de la gestión del conocimiento que se genera a raíz de las evaluaciones, evidencia que puede incentivar el uso de estos resultados para mejorar los instrumentos que ayudan a un programa a mejorar su diseño e implementación.

De acuerdo con el Mtro. Edgar Martínez, hay tres tipos de evaluaciones, las que evalúan la calidad del diseño de los programas y políticas, las que miden los procesos y resultados de estos, y las que monitorean su impacto. El reto es hacer uso de los resultados de la evaluación para mejorar y actualizar los programas y políticas públicas. A este respecto, la Mtra. Paola Gadsen dijo que, para que se puedan usar de manera efectiva los hallazgos de las evaluaciones, hay que construir todo un andamiaje previo: diseño y medición de indicadores, capacitación a los funcionarios y reasignación de recursos. Y la Dra. Gabriela Pérez destacó un reconocimiento formal del monitoreo y evaluación, para que existan leyes que dicten que estos procedimientos son un elemento esencial para la toma de decisiones, y de esta forma haya una planeación y metodología explícita con el uso de las recomendaciones de las evaluaciones.

La relevancia del Monitoreo y Evaluación se divide en cuatro rubros: 1) informar el diseño de un programa o política orientado a resultados, para que su implementación sea basada en evidencia y, por tanto, justificada; 2) visibilizar los retos, a través de la medición de indicadores que permitan realizar ajustes tanto al diseño como a los procedimientos; 3) promover la transparencia para dar certidumbre de los procesos y destinos de financiamiento; y 4) socializar los resultados para que sean de conocimiento público y se incentive la participación ciudadana.

Partiendo de los principales retos, como el hecho de lograr que las evaluaciones se consideren un componente estratégico de las políticas públicas, o que se cuente con el tiempo y recursos suficientes, y muchos de los actores involucrados entiendan la importancia de evaluar y no lo vean como una amenaza, se puede concluir que los aspectos políticos de la evaluación plantean dificultades más grandes que los aspectos técnicos como la planeación, la metodología o la identificación de indicadores útiles. De ahí que el uso efectivo de los hallazgos es el reto más importante a superar ante restricciones presupuestales, temporales y de disponibilidad de datos. Así lo mencionó el Dr. Adolfo Martínez Valle, Director General de Evaluación del Desempeño de la Secretaría de Salud Federal.

Ante este panorama, los elementos que se han quedado más rezagados son aquellos que tienen que ver con criterios para la creación de programas nuevos, padrones de beneficiarios y la transparencia de los presupuestos. Y en los que más se ha avanzado es la implementación de leyes de desarrollo social y su difusión.

En lo que respecta a Morelos, ascendido del lugar 29 en 2011, a la posición 7a a nivel nacional en 2017, en crecimiento en el índice de Monitoreo y Evaluación, entre más de 80 propuestas de 23 entidades federativas y 8 municipios, logrando el reconocimiento en Buenas Prácticas de Monitoreo y Evaluación de Programas Sociales del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Escribir un comentario



Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000