Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del inicio de periodo de campaña.
El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

180612 interna diplomacia salud global


Un primer acercamiento a la Diplomacia en Salud Global

La Diplomacia en Salud Global (DSG) ha aparecido recientemente como un campo de estudio y formación bien diferenciado. Todavía no existe una definición indiscutible de su conceptualización, sin embargo, podemos identificar sus diferentes elementos constituyentes: la DSG constituye la vinculación entre asistencia sanitaria internacional y relaciones políticas internacionales. Muchas definiciones destacan que las negociaciones son el núcleo de la DSG y que existen múltiples niveles de estas con la participación de diversos actores.

La Salud Global es una disciplina cuyo propósito es formar, investigar y actuar respecto a problemas, determinantes y soluciones de carácter transnacional para mejorar la salud y la equidad en la salud a nivel mundial. Por su parte, la Política Exterior se define como el conjunto de las decisiones públicas que toma el gobierno de un Estado, en función de los intereses nacionales y en relación con los demás actores del sistema internacional de un país. Debido a que los objetivos de ambas disciplinas son similares, y a menudo encuentran puntos de intersección, existen aún discusiones sobre si el propósito final de la Diplomacia en Salud Global, debería ser cumplir los objetivos de Política Exterior o los objetivos de Salud Global. Dirigir los esfuerzos hacia una u otra definiría las estrategias para conseguir estos objetivos, siempre que no se puedan promover ambos simultáneamente.

Los retos en salud, especialmente aquellos relacionados con las pandemias, que son nuevas amenazas en el terreno internacional, suponen que los gobiernos sólo pueden enfrentarlos a través de la cooperación con otros actores. Este es un hecho reconocido desde, al menos, 1851, año en el que se realizó la primera Conferencia Sanitaria Internacional, en la cual doce países se reunieron en Francia para encontrar una solución colaborativa, más allá de las fronteras, ante la propagación del cólera, la peste y la fiebre amarilla, amenazas que crecían rápidamente debido a la aceleración del comercio intercontinental y la migración.

Perspectiva nacional: Situación actual de la DSG en México

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) cuenta con un programa en Salud Global, coordinado por la Dra. Nelly Salgado Snyder, a través del cual, en abril pasado, expertos en DSG fueron invitados como panelistas para analizar la situación actual en México a este respecto, con intervenciones de la comunidad académica e institucional. Las conclusiones a las que llegaron el embajador Walter-Astié; la directora general de Relaciones Internacionales de la Secretaría de Salud, Hilda Dávila; y la titular del Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, Martha Juárez; con la moderación del panel por el Director General Adjunto del Centro de Investigación en Sistemas de Salud (CISS-INSP), el Dr. Ricardo Pérez Cuevas, fueron las que a continuación se describen:

La transversalidad de los temas en salud exige poder coordinarse con otras áreas y sectores. La Secretaria de Salud de México, a través de su departamento de relaciones internacionales, participa en las principales organizaciones multilaterales relacionadas con la salud, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre otras, para la cooperación de manera estructurada en los organismos de gobernanza que poseen estas instituciones. Sin embargo, hay un elemento básico para la DSG que México no ha probado todavía, de acuerdo con el embajador Astié, hace falta entrelazar la línea de salud en las relaciones exteriores, en un conocimiento más amplio y más moderno.

En los últimos años se ha activado una visión plenamente economicista de las relaciones internacionales: Tratado de Libre Comercio (TLC), comercio internacional, finanzas, inversión, etc., y se han marginado muchos otros temas; es por ello que resulta un reto promover la idea de que la salud es un asunto de política exterior. Debido a esta reducida perspectiva —que no favorece a la construcción de estrategias en DSG para la consecución de, por ejemplo, la Cobertura Universal en salud que propone la OMS— el papel de la cancillería nacional ha sido básicamente reactivo, pues ha tenido que estar actuando para intervenir en los brotes epidemiológicos en lugar de contar con agregados en salud en la Secretaría de Relaciones Exteriores, que estén permanentemente monitoreando cómo evolucionan las epidemias para poder prevenirlas antes de que se salgan de control. El reto es, también, poder trabajar de manera intersectorial y planificada.

Los gobiernos se decantan por intereses económicos trasnacionales que están regulando la globalización en los mercados, debido a esto, la así llamada agenda de “nueva diplomacia”, surgida a finales del siglo pasado, se caracteriza por el cada vez más importante papel que desempeñan los actores no gubernamentales. En México, las organizaciones de la sociedad civil son consideradas en muchas ocasiones como coadyuvantes que impulsan las políticas públicas, colocando en las agendas temas como la salud sexual y reproductiva, migración, inequidades, grupos de vulnerabilidad, entre otros. En este sentido, las asistencias técnicas de los profesionales que aportan el conocimiento científico para la toma de decisiones, apoyados por la importante contribución de las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y sociedad civil, juegan un papel preponderante en el acompañamiento directo a las negociaciones de los acuerdos que vinculan la participación internacional.

La globalización está contribuyendo a la aparición de nuevas amenazas en salud, retos polifacéticos y complejos, y está consiguiendo que los Gobiernos sean cada vez más conscientes de los beneficios que traen consigo los niveles altos en salud global y, a la inversa, del importante riesgo que puede suponer no enfrentarse a ciertos retos de cooperación, en un esfuerzo transversal.

Escribir un comentario



Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000