Maltrato a adultos mayores


180615 interna Maltrato a adultos mayores

El maltrato de las personas mayores constituye un problema social que afecta la salud y los derechos humanos de millones de personas mayores en todo el mundo. De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada seis ancianos a nivel mundial sufre de algún tipo de abuso (1).

Definido por la OMS como un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza, y puede adoptar diversas formas que van del maltrato físico, psíquico, emocional o sexual hasta el abuso de confianza en cuestiones económicas; el maltrato de los ancianos más generalizado es el psicológico, el cual se manifiesta por medio de insultos, humillaciones e incluso restricciones para convivir con sus familias.

Se estima que entre 2015 y 2030 el número de adultos mayores se incrementará sustancialmente en todo el planeta (especialmente en las regiones en vías de desarrollo), y con él, el de los abusos de los que esta población es víctima. Asimismo, se prevé que para el año 2050, la cantidad de personas mayores de 60 años se duplicará llegando a 2000 millones. De mantenerse el aumento de las cifras de abusos, la OMS calcula en 320 millones el número de personas de la tercera edad afectadas(2).

En virtud de lo anterior, en su resolución 66/127, La Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 15 de junio como Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez.

Si bien el maltrato de las personas mayores constituye un tabú y continúa siendo uno de los tipos de violencia menos tratados en los estudios que se llevan a cabo a nivel nacional, y de los de menor abordaje en los planes de acción, ha comenzado a ganar visibilidad en todo el mundo.

Muestra de ello es lo que sucede en el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), donde el asunto de Adultos Mayores constituye uno de los temas de estudio que desarrolla la Línea de Investigación de Salud y Grupos Vulnerables, para quienes la desprotección social en la que vive la población de adultos mayores constituye un factor determinante del empobrecimiento de la familia, sobre la cual frecuentemente recae la responsabilidad del cuidado de los ancianos.

De acuerdo con los investigadores de este grupo de trabajo, la situación del adulto mayor en México se caracteriza por la intersección entre las problemáticas de salud asociadas a la vejez, el género y la pobreza en un contexto de escasa protección institucional y profundas desigualdades sociales que se observa tanto en entornos rurales como urbanos. Y el acelerado crecimiento de la población de adultos mayores representa una problemática para los diferentes sectores gubernamentales, debido a que no se ha desarrollado ni la infraestructura necesaria para garantizar el bienestar de este sector de la población, ni la capacidad humana para atender profesionalmente sus muy diversas demandas.

Según esta área de investigación del INSP, el envejecimiento poblacional en América Latina se caracteriza por la coexistencia de enfermedades crónico- degenerativas, enfermedades transmisibles y desnutrición, cuya mezcla representa un riesgo desconocido, en cuanto a la discapacidad que puede presentar la población que sobrevive hasta edades avanzadas, y la respuesta de los sistemas de salud para enfrentar la carga asociada con este triple desafío.

En virtud de ello, la investigación sobre adultos mayores que realiza el grupo de trabajo ad hoc del INSP tiene como objetivo identificar y entender cómo operan las determinantes sociales de la salud que impactan a los adultos mayores, especialmente los que viven en contextos de pobreza, para elaborar recomendaciones en torno a intervenciones, programas y políticas, y así contribuir a la reducción de la vulnerabilidad en este grupo poblacional.

Las áreas de investigación con Adultos Mayores desarrolladas por este grupo son: el diseño de modelos de atención específicos para esta población; el estado de salud y acceso a servicios en ancianos viviendo en pobreza; la evaluación de programas dirigidos a adultos mayores, y la identificación de necesidades de adultos mayores indígenas.

Entre los múltiples proyectos desarrollados por el grupo de trabajo destacan, entre otros, los siguientes: Implementación y evaluación de un modelo integrado para la atención del adulto mayor maltratado; Diagnóstico sobre las condiciones de vida y bienestar de los beneficiarios del componente para adultos mayores (AM) del Programa Oportunidades; Diseño metodológico y levantamiento de línea basal para la medición del impacto del Programa de adultos mayores de 70 años y más en zonas rurales; Envejecimiento, pobreza y salud en población urbana; Estudio sobre el envejecimiento cognitivo (MEX-COG) vinculado al estudio nacional de salud y envejecimiento en México (ENASEM); Estudio sobre el envejecimiento global y la salud del adulto; Estudio sobre el envejecimiento global y la salud del adulto (SAGE): SAGE México, Ronda 2; Impacto económico de la dependencia física en los adultos mayores y estimación de la carga asociada a los cuidados informales.

Fuentes:

  1. Organización Mundial de la Salud. Maltrato de las personas mayores. [Internet] [Consultado 11 jun 2018].Disponible en:
    http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/elder-abuse
  2. Idem
Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:21 por Webmaster INSP