Altos porcentajes de la población mexicana consumen alimentos no recomendables


180712 Interna consumo alimentos factores sociodemograficos“Altos porcentajes de la población mexicana consumen alimentos no recomendables de manera cotidiana, y un porcentaje importante de la población no consume frutas, verduras y agua sola diariamente”, señala el estudio denominado “Consumo de grupos de alimentos y factores sociodemográficos en población mexicana”, realizado por investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), que en sus conclusiones destaca la necesidad de profundizar en el estudio de factores sociodemográficos relacionados con el acceso a alimentos saludables para el diseño de estrategias y políticas que incrementen su consumo.

El objetivo de este estudio, publicado en el número especial de Salud Pública de México sobre la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 (ENSANUT MC 2016), fue estimar el porcentaje de consumo de alimentos recomendables y no recomendables para consumo cotidiano, por parte de preescolares, escolares, adolescentes y adultos, por área, región y nivel socioeconómico (NSE), a partir de la información del cuestionario semi-cuantitativo de frecuencia de consumo de alimentos (de siete días), de la ENSANUT MC 2016.

Los resultados obtenidos muestran que menos del 50% de la población estudiada consumió verduras diariamente, y que alrededor del 20 % de la población no consume agua sola diariamente. Un alto porcentaje consume bebidas endulzadas al menos tres días a la semana.

Asimismo, los datos arrojan que las regiones que presentaron el mayor porcentaje de consumidores de frutas y verduras fueron el Centro y la Ciudad de México, y que el mayor porcentaje de consumidores de grupos de alimentos recomendables y no recomendables se ubicó en el nivel socioeconómico (el cual está asociado con el ingreso) alto, por lo que es posible que en NSE más altos se presente mayor acceso a alimentos y mejor calidad de la dieta (un estudio en adultos mexicanos encontró que el área urbana y NSE medio-alto se asociaron con un patrón dietético basado en lácteos, carnes, frutas, verduras y cereales).

En términos generales, no se hallaron diferencias importantes por área de residencia (excepto en el porcentaje de consumidores de leguminosas), pero sí por región y NSE, lo que indica que estas diferencias podrían explicarse por las variaciones tanto en la disponibilidad de alimentos como en la accesibilidad física y económica.

De acuerdo con las doctoras Teresa Shamah y Sonia Rodríguez, y las maestras Elsa B Gaona, Brenda Martínez, Andrea Arango, Danae Valenzuela y Luz M Gómez, autoras del estudio, la investigación tiene como limitación que el análisis sobre porcentaje de consumidores de los grupos de alimentos presentado, considera la frecuencia de consumo, pero no la información sobre cantidad en gramos o energía.

Su fortaleza, sin embargo, radica en la presentación de información sobre grupos de alimentos clave, los más representativos de una dieta saludable –como las frutas y verduras– y aquellos que están asociados con el incremento de sobrepeso, obesidad y otras enfermedades crónicas –como las botanas saladas y dulces, comida rápida y bebidas endulzadas–. Además, los resultados son representativos de los diferentes grupos de población.

Para leer el artículo completo acceda al siguiente enlace: http://saludpublica.mx/index.php/spm/article/view/8803/11500

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:21 por Webmaster INSP