La ingesta dietética de folato durante la primera infancia puede beneficiar el desarrollo mental de los niños


180719 interna folato vitamina b12 neurodesarrollo

La ingesta dietética de folato durante la primera infancia puede beneficiar el desarrollo mental de los niños, concluye el estudio Child dietary intake of folate and vitamin B12 and their neurodevelopment at 24 and 30 months of age, realizado por investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública, del Instituto Nacional de Perinatología y de la Davis School of Medicine de la Universidad de California, y publicado en el número de julio-agosto de Salud Pública de México.

El objetivo de este estudio fue evaluar la asociación entre la ingesta dietética de folato y vitamina B12, y el desarrollo mental y psicomotor infantil, en una cohorte de 229 niños mexicanos de entre 24 y 30 meses de edad. La información dietética fue obtenida mediante un cuestionario de frecuencia de alimentos semicuantitativo; y la relacionada con el desarrollo mental, a partir de la Escala de Desarrollo Infantil de Bayley II.

Según los datos previos de esta investigación, la deficiencia de folato (1) y de vitamina B12 (2), durante la etapa prenatal y la primera infancia, se encuentra asociado con un desarrollo infantil más lento, toda vez que el desarrollo cerebral comienza en el período prenatal y continúa a través de la pubertad con un rápido crecimiento en los dos primeros años de vida.

De acuerdo con el presente estudio, existen pruebas consistentes que muestran un resultado positivo en la asociación de ingesta dietética y / o concentración plasmática de folato y vitamina B12 por parte de la madre durante el embarazo, con el desarrollo mental de los niños. La información correspondiente a las concentraciones plasmáticas y / o la ingesta dietética de ácido fólico y vitamina B12 del niño en relación con su desarrollo neuronal, sin embargo, es escaso.

Resultados

A pesar de que la ingesta dietética de folato se asoció con un incremento del índice de desarrollo infantil a los 30 meses de edad, y de que se observaron asociaciones no significativas entre este y el consumo de vitamina B12 —y ninguna relación entre el índice de desarrollo psicomotor y la ingesta de tales nutrientes—, los resultados de la investigación pueden indicar un aumento en el desarrollo mental de los niños asociado con la ingesta de folato.

Asimismo, sugieren que la ingesta de vitamina B12 puede estar asociada positivamente con el desarrollo neuronal del niño. De acuerdo con los investigadores, los resultados obtenidos son similares a los reportados en un estudio realizado en el norte de la India, con 500 niños, donde las concentraciones plasmáticas de ácido fólico y vitamina B12 fueron asociadas significativamente con el desarrollo mental en niños de 18 meses de edad.

Pero no solo la ingesta dietética de ácido fólico y vitamina B12 en el puerperio está asociada con el desarrollo mental de los niños, sino también la ingesta materna de estos nutrientes durante el embarazo. "Anteriormente, se encontró que la deficiencia de vitamina B12, en las madres de los 229 niños estudiados, redujo significativamente el desarrollo mental de estos menores, durante el primer año de vida. Los experimentos han demostrado que el folato tiene efectos sobre el sistema nervioso central desde el periodo embriónico hasta la edad adulta (está involucrado en la neurogénesis, proliferación, migración, diferenciación neuronal y plasticidad sináptica) y su deficiencia en la lactancia materna altera el comportamiento y la capacidad de aprendizaje, y en la edad adulta promueve la regeneración sensorial axonal" (prolongación de las neuronas especializadas en conducir el impulso nervioso).

Junto con el folato, la vitamina B12 está involucrada en el ciclo de un carbono que es esencial para la síntesis e integridad del genoma, además de contribuir en la formación de mielina y en el funcionamiento del sistema nervioso central.

Notas al pie de página:

  1. Involucrado en la síntesis de ADN y en la proliferación, diferenciación y apoptosis de células madre neurales.
  2. La cual juega un papel importante en la conversión de fosfatidiletanolamina a fosfatidilcolina, que comprenden el 14 y 11 % de la mielina del sistema neuronal central, respectivamente.
Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:21 por Webmaster INSP