El INSP presenta los resultados de la evaluación de Prospera


181018 Interna evaluacion prospera ensanut

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) dio a conocer los resultados de la evaluación del programa Prospera dentro de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2018, la cual se ha constituido como el principal instrumento para conocer el estado de salud de la población mexicana. En esta edición, se incluyó por primera vez la medición del desarrollo infantil temprano.

Acompañado por las Dras. Teresa Shamah Levy, directora general adjunta del Centro de Investigación en Evaluación y Encuestas (CIEE), y Filipa de Castro, investigadora del Centro de Investigación en Salud Poblacional (CISP), el Dr. Juan Rivera Dommarco, director general del INSP, presentó los resultados del módulo Prospera en la Ensanut 2018 ante la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, en las instalaciones del Seguro Popular, el pasado 16 de octubre.

El director del INSP explicó que desde el 2006 en la ENSANUT se ha estudiado una submuestra representativa de la población beneficiaria de Prospera, “para conocer los avances entre 2006 y 2012; ahora permitirá identificar los avances y retos al 2018”.

También detalló que el módulo Prospera fue diseñado para describir “indicadores clave de la situación de salud, nutrición y ahora también de desarrollo infantil”, como inseguridad alimentaria, lactancia materna, desnutrición crónica, sobrepeso y obesidad, anemia, consumo de tabaco y alcohol, así como demanda y oferta de los servicios de salud.

Asimismo, destacó que el INSP inició la aplicación del módulo de Prospera en la primera mitad de este año, “inmediatamente antes del inicio de la Ensanut que estamos realizando en este momento en colaboración con el INEGI”, cuyos resultados finales se darán a conocer en el 2019. Esto facilitó entregar el reporte antes del final de la administración federal actual.

Por su parte, la Dra. Shamah Levy informó que se logró tener una adecuada comparabilidad entre la población de 2012 y 2018, a fin de observar la evolución de Prospera, y reseñó los siguientes indicadores de relevancia:

  • Disminuyó 15% la inseguridad alimentaria moderada y severa en la población beneficiaria, mientras que en la población no afiliada aumentó 11.2%. Sin embargo, más de un tercio de los hogares Prospera se mantiene en las categorías de inseguridad alimentaria.
  • Todos los indicadores de lactancia materna resultaron favorecidos, pero aún persisten prevalencias bajas para la lactancia materna exclusiva de 0-5 meses, por lo que se debe reforzar la Estrategia Integral de Atención a la Nutrición (EsIAN).
  • En desnutrición crónica, hubo un descenso importante de 22.3%, particularmente en la población de las zonas rurales.
  • En sobrepeso y obesidad, se redujo el sobrepeso en menores de 5 años, en contraste con la población escolar, cuyas prevalencias son mayores al 25%.
  • En los menores de 5 años, la prevalencia de anemia de 2018 fue muy similar a la del 2012, pero en las mujeres en edad reproductiva aumentó durante este mismo periodo.
  • Sobre el consumo de alcohol y tabaco, se registró menores consumos en los beneficiarios de Prospera que en los no afiliados, para ambos sexos y para zonas urbanas y rurales.
  • También hubo una amplia afiliación al Sistema de Protección Social en Salud por parte de la población Prospera, así como un bajo porcentaje sin cobertura en salud, lo que sugiere que los esfuerzos de afiliación focalizados en este grupo han sido exitosos.

La Dra. De Castro señaló que la medición del desarrollo infantil contempla la salud y nutrición, educación, protección, estimulación y cuidado afectivo.

Además, comentó que la evaluación del desarrollo infantil abarca 6 áreas: cobertura de atención a niño sano, educación temprana, calidad del contexto de desarrollo infantil temprano en el hogar, métodos de disciplina, índice de desarrollo infantil temprano y desarrollo de lenguaje.

Lo anterior arrojó que una alta proporción de menores de 5 años beneficiarios de Prospera requiere de mayor acceso y exposición a los factores de protección, los cuales incluyen la atención y control de niño sano, asistencia a educación temprana y acceso a contextos estimulantes y seguros.

Para los investigadores del INSP, el módulo de Prospera en la ENSANUT es de gran utilidad para orientar la toma de decisiones a fin de mejorar la efectividad del programa.

 

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:22 por Webmaster INSP