Celebra la comunidad INSP el Día de Muertos


El aroma a copal, incienso y cempasúchil llenaron las oficinas del Instituto Nacional de Salud Pública durante la celebración del Día de Muertos que realizaron estudiantes, administrativos y académicos, con un despliegue de gran creatividad, el pasado 31 de octubre.

En las primeras horas de la mañana, un par de ofrendas ya podían ser admiradas, las cuales desde un día antes empezaron a ser instaladas, mientras otras más eran preparadas para la exposición de altares. A la par, las catrinas comenzaban a maquillarse para la pasarela y las rimas de las calaveritas eran afinadas.

De esta manera, se avivaban los pasillos del INSP con el trajín de huacales, flores, panes, frutas, platillos, vestimentas y fotos para tener todo listo a la hora de la exhibición final.

En la fuente, la “Columna quebrada” disfrutaba del jolgorio que se formaba al mediodía en torno a la tradicional ofrenda de grandes manteles de la Secretaría Académica, el altar de EcoINSP para despedir al unicel del INSP y el tributo al recién fallecido Dr. Jesús Kumate por parte de los estudiantes del ESPM.

Mientras tanto, en la Biblioteca “Jesús Luis Bobadilla”, una libresca ofrenda, custodiada por una catrina, honraba la labor bibliohemerográfica, al Dr. Bobadilla y su trabajo, así como recordaba con nostalgia a los 43 libros que “se adelantaron”.

Un poco más lejos, en el vestíbulo del CISEI, los compañeros ya idos encontraban el camino de cempasúchil y veladoras, así como una brújula de flores y semillas, para llegar al pan, bebidas, dulces y platillos típicos dejados con amor por sus colaboradores.

Y un poco más arriba, en el tercer piso del edificio de gobierno, en el nicho de una esquina, la ofrenda de las compañeras administrativas y académicas esperaba a ser visitada. El altar llamaba a detener la violencia y recordaba a las mujeres víctimas de feminicidios.

Tras el recorrido por las ofrendas, el recital de calaveritas que resonó hasta lo alto del vestíbulo del edificio de gobierno, que sirvió de escenario para la pasarela de cuatro catrinas que con orgullo presumieron, frente a los vivos, sus atavíos, unos modernos y otros de tradición.

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:22 por Webmaster INSP