La diabetes es un asunto de familia


En la prevención y tratamiento de la diabetes mellitus, la familia juega un papel relevante. Así lo reconoce la campaña de este año para el Día Mundial de la Diabetes, con el lema “la diabetes concierne a las familias”.

Bajo este tema, la Federación Internacional de la Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés), promotora de esta fecha, celebrada cada 14 de noviembre desde 1991, junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS), llama la atención sobre el impacto de esta enfermedad en la familia, a la vez que destaca la importancia que tiene el apoyo de los familiares en la detección, prevención y atención integral.

Según la IDF, desde casa puede iniciar la reducción de los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 relacionados con el estilo de vida, alimentación inadecuada e inactividad física, por ejemplo, mediante la adopción de hábitos saludables, como una dieta balanceada y ejercicio.

Cuando los miembros de la familia comen y hacen ejercicio juntos, todos se benefician y fomentan conductas que podrían ayudar a prevenir la diabetes.

De acuerdo con el libro Acciones para enfrentar a la diabetes. Documento de postura, publicado por la Academia Nacional de Medicina (ANM), el paciente con diabetes tiene que hacer frente a varias barreras para contar con una atención adecuada, como de educación, físicas, socioeconómicas y psicológicas:

  • Poco conocimiento sobre la enfermedad o los servicios de salud.
  • Efectos del tratamiento o por alguna incapacidad provocada por el padecimiento o comorbilidades.
  • Bajo ingreso económico que le dificulta recibir tratamiento o seguirlo.
  • Autoestima baja y problemas emocionales.

Por esta razón, el respaldo de la familia es fundamental, pues en el caso de que una madre, padre, hijo o hermana tenga diabetes, es importante aprender sobre los riesgos, los signos de advertencia y lo que se puede hacer para prevenir el padecimiento y sus complicaciones.

No obstante, resalta el mismo libro de la ANM, que la familia mexicana, a su vez, enfrenta varios retos que van desde lo económico hasta lo cultural:

  • Reducir los altos costos en atención ambulatoria y complicaciones de la enfermedad, que dañan la economía familiar (gastos catastróficos).
  • Modificar estilos de vida.
  • Seguir esquemas de autocuidado.
  • Educar a los jóvenes y niños sobre el impacto económico y de calidad de vida que genera la diabetes.

Aunado esto, la inclusión de la familia no es contemplada en la atención médica del paciente, por lo que a este se le dificulta entender el tratamiento y adoptar un nuevo estilo de vida más saludable.

Esto cobra importancia al tener en cuenta que la diabetes va en aumento en el mundo, según la OMS, toda vez que en el 2014 se registró 422 millones de personas con esta enfermedad, cifra que se espera que crezca exponencialmente colocando a esta enfermedad no transmisible como la séptima causa de muerte para 2030.

En el caso de México, la prevalencia de personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 aumentó ligeramente 2.2% en el 2016, respecto a lo registrado en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2012, pasando de 9.2% a 9.4%. Este incremento se dio principalmente en las personas mayores de 60 años.

Esto fue reportado en el artículo “Prevalencia de diabetes por diagnóstico médico previo en México”, un análisis de datos de la ENSANUT de Medio Camino 2016, realizado por investigadores del INSP y publicado en la revista Salud Pública de México en este año.

Aunque ligero este aumento, ya que de 2006 a 2012 fue de 31.4%, este cambio significa para los investigadores que las estrategias de tamizaje no han sido suficientes para identificar a las personas con diabetes no diagnosticada y por tanto para iniciar el tratamiento que necesitan.

Además, el estudio reportó que, en 2016, de las personas que vivían con diabetes, el 87.8% estaba bajo tratamiento médico, pero únicamente la mitad ponía en práctica alguna medida para prevenir las complicaciones, incluso un porcentaje aún menor no había cambiado su alimentación o aumentado su actividad física.

Fuentes:

  1. "International Diabetes Federation - Key Messages". Worlddiabetesday.Org, 2018, tomado de
    https://www.worlddiabetesday.org/about-wdd/wdd-2018-19/key-messages.html
  2. Romero Zazueta, Alejandro, y José Roberto Gómez Cruz. "Evaluación integral del paciente con diabetes: deficiencias y soluciones", en Acciones para enfrentar a la diabetes. Documento de postura, 1st ed., Carlos A. Aguilar Salinas, Academia Nacional de Medicina, Ciudad De México, 2015, pp. 91-92, tomado de https://www.anmm.org.mx/publicaciones/CAnivANM150/L15-Acciones-para-enfrentar-a-la-diabetes.pdf.
  3. Rojas Martínez, María, et. al. “Epidemiología de la diabetes mellitus en México”, en Acciones para enfrentar a la diabetes. Documento de postura. 1st ed., Carlos A. Aguilar Salinas, Academia Nacional de Medicina, Ciudad De México, 2015, pp. 19-20, tomado de https://www.anmm.org.mx/publicaciones/CAnivANM150/L15-Acciones-para-enfrentar-a-la-diabetes.pdf
  4. Rojas-Martínez, Rosalba et al. "Prevalencia de diabetes por diagnóstico médico previo en México". Salud Pública de México, vol 60, no. 3, may-jun, 2018, p. 224. Instituto Nacional de Salud Pública, tomado de http://saludpublica.mx/index.php/spm/article/view/8566/11297
Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:22 por Webmaster INSP