Un deber, rescatar el valor histórico del INSP desde su creación


181221 interna archivo de concentracion

Hasta el 2009, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) carecía de un área que se dedicara a resguardar la memoria institucional, solo contaba con un archivo muerto. Sin embargo, a finales de ese año, comenzó la creación de lo que hoy es el Área de Archivos de Concentración, a cargo principalmente de conservar los documentos de valor histórico para esta institución y cumplir con la Ley Federal de Archivos.

Así lo relató Isabel Virginia Durán Vera, nombrada coordinadora del Área de Archivos en octubre de 2018, junto con María del Pilar Vázquez Gómez, responsable del Archivo de Trámite, durante una pequeña plática bajo la escultura de la “Columna quebrada” en el edificio principal de la sede en Cuernavaca.

Desde el 2009, el Archivo de Concentración se encuentra en Camino Viejo a Chamilpa, número 105, local 23, colonia Chamilpa, en Cuernavaca, donde los documentos están resguardados bajo condiciones adecuadas, aseguró Isabel Durán quien cuenta con 26 años de servicio en el INSP.

De acuerdo con ella, a finales del 2009 se planeó dentro del INSP la creación de un Catálogo de Disposición Documental y en 2015, junto con los responsables de los catálogos de los Institutos de Salud Pública y Hospitales de Alta Especialidad, se buscó la validación del Archivo General de la Nación (AGN). De esta manera nació el proyecto “Fortalecimiento de archivos del sector salud” que contó con un representante de sector ante el AGN para establecer los lineamientos para la conformación de los catálogos de los Insalud y los Hospitales de Alta Especialidad.

Tras varios meses de trabajo y reuniones, para junio de 2016, las 16 dependencias de este sector ya contaban, cada una, con un primer catálogo debidamente integrado, el cual entregaron enseguida al AGN para que lo validara. El segundo catálogo fue entregado en junio de 2018 y también fue validado en octubre del mismo año.

Por su parte, Ma. Del Pilar Vázquez, responsable del Archivo de Trámite desde octubre de 2018, precisó que el INSP ahora cuenta con cuatro archivos: de Trámite, Concentración, Histórico y Baja. Además, explicó que los departamentos, de inicio, deben hacer un inventario de trámite, después otro de concentración para enviar los expedientes al Área de Archivos de Concentración que deben quedarse ahí por distintos tiempos o de forma permanente, según marque el catálogo.

En cuanto a las bajas, destacó que hay un convenio con la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) para donar los documentos calificados sin valor administrativo, a fin de que este organismo recicle el papel y produzca nuevos libros. Por esto, resaltó, los expedientes en baja no pueden ser destruidos ni vendidos, ya que es un decreto presidencial. Para esto hay un procedimiento establecido en el catálogo y la AGN tiene que dictaminar que procede la baja documental, además de que el departamento que envía los documentos a baja también es informado.

Respecto a los expedientes dañados por alguna causa, acotó que hay que avisar de inmediato por oficio o correo electrónico a la Coordinación de Archivos, la Contraloría Interna y al jurídico para levantar un acta administrativa, además de informar al AGN, a fin de dar a conocer durante los procesos de entrega recepción que sucedió el siniestro.

La importancia de tener debidamente nuestros cuatro tipos de archivos institucionales se debe primero a que es una obligatoriedad, a raíz de la publicación de la Ley Federal de Archivos, detalló Isabel Durán. En segundo lugar, continuó, es necesario por una cuestión de transparencia; tercero por los procesos de entrega recepción y, por último, la memoria institucional. Por estas razones, a partir de la administración del Dr. Juan Rivera Dommarco, el correcto resguardo de los archivos ha cobrado relevancia para el INSP.

Como parte de los proyectos a futuro, Pilar Vázquez añadió que solicitarán al Archivo General de la Nación asesorías, mediante una comitiva de historiadores, para determinar qué documentos podrían ser históricos, “ya que debemos rescatar la memoria institucional desde la creación del Instituto”. En este sentido, compartió que los expedientes gestados por personalidades formadas dentro del INSP que han influenciado la vida pública del país son susceptibles de ser parte de este archivo histórico. Por ejemplo, los exdirectores generales Dr. Julio Frenk Mora, uno de los fundadores del INSP y secretario de Salud (2000-2006); el Dr. Mauricio Hernández Ávila, Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud (2006-2011), y el Dr. Mario Henry Rodríguez, nombrado investigador emérito en el 2015.

“Sabemos que hay muchísimos personajes dentro de la institución, pero es importante que sus expedientes sean históricos, que trasciendan. Estos (documentos) no se quedan con nosotros, se van al AGN. Tenemos que difundir dentro y fuera de la Institución este valor histórico”, reflexionó Ma. Pilar Vázquez, quien cuenta con 29 años de servicio en el INSP.

En tanto, Isabel Durán agregó que, aparte de continuar con las asesorías, buscarán formar una oficialía de partes, ya que es el punto inicial de control para clasificar los documentos.

Por último, ambas agradecieron a la administración del Dr. Juan Rivera, así como Órgano Interno de Control y la Dirección de Administración de Finanzas por el apoyo para constituir el Área de Archivos de Concentración, así como sus compañeros Crescencio Banda Rodríguez, responsable del Archivo de Concentración, y Natalia López López, responsable del Archivo Histórico.

Entrega de validación por el Archivo General de la Nación del Catálogo de
Disposición Documental del INSP 2018.


Clasificación de documentos en el Área de Archivos de Concentración.

Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:23 por Webmaster INSP