Tuberculosis: la enfermedad infecciosa más mortífera en el mundo


La enfermedad infecciosa más mortífera en el mundo no es la COVID-19, es la tuberculosis (TB). Para darse una idea de la magnitud de esta enfermedad, en 2018, 10 millones de personas enfermaron de tuberculosis y un millón y medio de habitantes murieron por esta causa (alrededor de 4,000 defunciones diarias)(i); .

En nuestro país, durante el mismo año, más de 1,800 mexicanos murieron por tuberculosis y sus secuelas: 90% de estas muertes fueron por TB pulmonar.(ii)

Para el director general de la Organización Mundial de la Salud, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, «la COVID-19 está demostrando hasta qué punto pueden ser vulnerables las personas con enfermedades pulmonares y sistemas inmunitarios debilitados» por lo que «El mundo se ha comprometido a acabar con la TB para 2030; mejorar la prevención es la clave para que esto ocurra. Es necesario que millones de personas puedan recibir tratamiento preventivo contra la TB para detener la aparición de la enfermedad, evitar sufrimientos y salvar vidas.»(iii)

Si bien la pulmonar es la forma más frecuente de tuberculosis, esta puede afectar casi a cualquier órgano, como las meninges, las membranas que protegen el sistema nervioso central, incluido el cerebro. Afortunadamente, formas graves de tuberculosis como esta pueden prevenirse aplicando la vacuna BCG durante los primeros días de vida.(iv)

La tuberculosis es causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis, un bacilo descubierto por el médico alemán Robert Koch en 1882 (de ahí que a este microorganismo se le conozca como “bacilo de Koch”)(v) . La tuberculosis se transmite de persona a persona cuando un enfermo tose, estornuda o escupe y los bacilos tuberculosos son expulsados al aire. Basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada, aunque puede o no desarrollar la enfermedad. A esto se le conoce como tuberculosis latente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que una cuarta parte de la población mundial tiene tuberculosis latente, sin que se manifieste, presente síntomas o pueda contagiar.(vi) Estas personas tienen un 10% de riesgo de enfermar de tuberculosis activa a lo largo de su vida, no obstante, el porcentaje es mayor en población con un sistema inmune debilitado, como ocurre a causa del VIH, la diabetes, la desnutrición y el tabaquismo.(vii)

Los síntomas de la tuberculosis pulmonar activa incluyen tos con flemas (algunas ocasiones con sangre), dolor en el tórax, pérdida de peso, fiebre, debilidad y sudoración nocturna; durante el inicio de la enfermedad, estos síntomas pueden ser muy leves. Por esta razón, muchas veces los pacientes demoran en la búsqueda de atención médica, transmitiendo la enfermedad en ese tiempo: se calcula que durante un año, un enfermo de tuberculosis puede contagiar entre 10 y 15 personas por contacto estrecho.(viii)

Sin embargo, la tuberculosis es tratable y curable. El tratamiento incluye una combinación de antibióticos tomados bajo la supervisión del personal de salud. Este modelo se denomina Tratamiento Acortado Estrictamente Supervisado y es una de las estrategias que más han funcionado para garantizar la toma de los medicamentos. Además de los antibióticos, el tratamiento debe incluir información, supervisión y apoyo a los pacientes con TB, para que el cumplimiento terapéutico se realice correctamente y no se continúe propagando la enfermedad. Tomando correctamente los medicamentos, la gran mayoría de los enfermos pueden curarse .

No obstante, un tratamiento inadecuado puede ocasionar la aparición de tuberculosis resistente a los antibióticos, lo que complica el tratamiento y aumenta los costos. Para prevenir esta resistencia, todos los medicamentos contra la tuberculosis deben tomarse exactamente como se indique, sin dejar de tomar dosis ni suspenderlas.


Fuentes

  1. World Health Organization, Global Tuberculosis Report 2019, Factsheet. Disponible en:
    https://www.who.int/tb/publications/factsheet_global.pdf?ua=1
  2. Dirección General de Información en Salud, Sistema de Información de la Secretaría de Salud. Consultado en:
    http://sinaiscap.salud.gob.mx:8080/DGIS/
  3. OMS, Comunicado de prensa “Las nuevas recomendaciones de la OMS para prevenir la tuberculosis aspiran a salvar millones de vidas”. Disponible en:
    https://www.who.int/es/news-room/detail/24-03-2020-new-who-recommendations-to-prevent-tuberculosis-aim-to-save-millions-of-lives
  4. Secretaría de Salud. Tuberculosis. Información General de Micobacteriosis. Disponible en:
    https://www.gob.mx/salud/acciones-y-programas/tuberculosis
  5. Secretaría de Salud. Tuberculosis. Una enfermedad antigua. Disponible en:
    https://www.gob.mx/salud/articulos/tuberculosis-una-enfermedad-antigua
  6. OMS. Nota destriptiva Tuberculosis. Disponible en:
    https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/tuberculosis
  7. CDC, Tuberculosis. Disponible en:
    https://www.cdc.gov/tb/esp/topic/treatment/decideltbi.html
  8. OMS, ¿Qué es la tuberculosis y cómo se trata? Disponible en:
    https://www.who.int/features/qa/08/es/
Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:31 por Webmaster INSP