Antimicrobianos: utilícelos con cuidado


Los antibióticos cambiaron la historia. Por primera vez fue posible curar enfermedades que antes eran mortales, como la neumonía. Sin embargo, a menos de 100 años de su descubrimiento, la eficiencia de estos medicamentos está en riesgo debido su uso inapropiado y el consecuente problema de resistencia antimicrobiana; ahora, el futuro de los antibióticos depende de todos nosotros.

El objetivo de la Semana Mundial de Concienciación sobre el uso de los Antimicrobianos es sensibilizar sobre el fenómeno mundial de la resistencia a estos fármacos y alentar al público en general, a los trabajadores de la salud y a las instancias normativas a que adopten prácticas óptimas para prevenir la aparición y la propagación de estas resistencias.1

La resistencia a los antibióticos ocurre cuando gérmenes (bacterias, virus, hongos, parásitos) desarrollan la capacidad ser inmunes a los medicamentos diseñados para matarlos. Eso significa que los gérmenes no mueren y continúan multiplicándose.2

La resistencia ocasiona que estos medicamentos pierdan su efectividad, dando como resultado enfermedades más prolongadas, elevados índices de mortalidad y mayores costos en el cuidado de la salud. Por estos motivos, la Organización Mundial de la Salud considera a la resistencia antimicrobiana como un grave problema de salud pública global.

La resistencia antimicrobiana en países como México, resulta tan apremiante como otras enfermedades prioritarias tales como la malaria, la tuberculosis, el cáncer o el SIDA. Algunos factores que deben tenerse en cuenta para abordar el grave problema de salud pública que representa la resistencia antimicrobiana en México son: la ausencia de un cuerpo regulatorio que controle eficazmente el uso y la venta de antimicrobianos; la prescripción inadecuada y la automedicación con estos medicamentos; y la escasa información disponible sobre resistencia antimicrobiana (incluyendo los reportes errados o poco confiables de identificación y susceptibilidad bacteriana).3

Además del uso excesivo e indebido de medicamentos en los seres humanos, la ganadería y la agricultura, otros factores que han acelerado el riesgo de la resistencia a los antimicrobianos en todo el mundo son el acceso deficiente al agua potable, el saneamiento y la higiene, tanto para los seres humanos como para los animales.4

Otro de los factores de riesgo de reciente aparición y preocupación es la pandemia por COVID-19. El uso indebido de antibióticos en el tratamiento de esta enfermedad podría conducir a la aparición y propagación aceleradas de resistencia a los antimicrobianos. La COVID-19 está causada por un virus, no por una bacteria y, como se ha dicho, los antibióticos no deben utilizarse para prevenir o tratar infecciones víricas, a menos que también estén presentes infecciones bacterianas.4

Este año, la Semana Mundial de Concienciación sobre el uso de los Antimicrobianos se rige bajo el lema“Unidos para preservar los antimicrobianos”¸ y se celebrará del 18 al 24 de noviembre.4




Fuentes

Última actualización:
martes 17 noviembre 2020 13:52:12 por Webmaster INSP