El INSP lamenta el fallecimiento de nuestro fundador, el Dr. Guillermo Soberón


Hablar sobre el doctor Guillermo Soberón Acevedo es abordar a una de las personalidades más importantes para la salud pública en México. Para recordar al Dr. Soberón no solo debe traerse a la memoria sus enormes cualidades como médico, intelectual y científico mexicano; también se le debe recordar como un ser humano excepcional: inteligente, honesto y preparado; líder de convicciones profundas y rigor ético en su labor; experimentado, amable y con un gran sentido del humor.

Al doctor Guillermo Soberón le debemos la creación de instituciones como los institutos nacionales de Salud Pública (INSP) y de Medicina Genómica (INMEGEN). Durante su gestión como secretario de Salud impulsó reformas al sistema nacional de salud, creó la Ley General de Salud y logró que el derecho a la protección de la salud se incluyera en el artículo 4º constitucional. Hizo frente a importantes retos para la salud del país, como la irrupción de los primeros casos de sida en México o el terremoto de 1985.

En su trayectoria profesional estuvo a cargo del Laboratorio de Bioquímica del entonces Hospital de Enfermedades de la Nutrición, de la Comisión Nacional de Bioética, del Instituto de Investigaciones Biomédicas y la Coordinación de la Investigación Científica en la Universidad Nacional Autónoma de México. Fue rector de la UNAM de 1973 a 1981, coordinador de los Servicios de Salud (1981-1982) y secretario de Salud (1982-1988).

La formación del doctor Guillermo Soberón es producto de la educación pública de nuestro país: es un orgulloso egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde realizó sus estudios de bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria y de licenciatura en la entonces Escuela Nacional de Medicina de Santo Domingo. Se formó bajo la guía de grandes maestros, como los doctores Salvador Zubirán, Ignacio Chávez, Bernardo Sepúlveda y José Laguna en México, y Philip P. Cohen en la Universidad de Wisconsin, donde obtuvo el doctorado en química fisiológica.

En la introducción a su libro autobiográfico Guillermo Soberón, acervos personales e institucionales señaló:

“Se dice que los viejos vivimos de remembranzas y apapachos. Estoy pronto a cumplir 90 años y tengo la fortuna de contar con una familia grande y cariñosa que me colma de unas y otros, lo mismo mis numerosos alumnos y mis muy buenos amigos. Aunque sigo trabajando y luchando por un futuro que ya no me pertenece a mí sino a las generaciones que me siguen, de manera natural las remembranzas ocupan cada vez más las horas de esta orilla de mi vida, y la fuerza de un pasado rico en gente, experiencias, andanzas y vericuetos me motiva a relatar lo vivido, en la fe de que tal relato probará ser de interés y utilidad, tanto a mis colegas médicos y a mis hermanos universitarios como a todos aquellos que comparten conmigo un impulso fundamental de mis hechos y mis palabras: el amor a México”.

Desde el Instituto Nacional de Salud Pública hacemos un reconocimiento al legado de este gran científico, médico y salubrista mexicano. Para la comunidad del INSP, el doctor Guillermo Soberón siempre tendrá un lugar de honor entre nosotros; esta ha sido y será siempre su casa.

Última actualización:
miércoles 14 octubre 2020 11:20:04 por Webmaster INSP