Publicidad digital de sucedáneos de leche materna y alimentos infantiles en México


Sabemos que la lactancia materna es vital para garantizar el mejor comienzo de vida para todos los niños y niñas; es la primera vacuna del bebé y la mejor fuente de nutrición, reduce el riesgo de muerte infantil y de enfermedades tanto en el niño como en la madre, aumenta el coeficiente intelectual de un bebé y contribuye al desarrollo del capital humano de un país.

En México, solo el 28.6% de los niños menores de 6 meses reciben lactancia materna exclusiva, el 43% de los menores de un año consumen fórmula infantil, 29% continúa con lactancia materna hasta los dos años y el 30% no tiene una diversidad alimentaria mínima.

Las prácticas inadecuadas de lactancia materna en México provocan cada año más de 5,700 muertes infantiles y cerca de 1,700 muertes prematuras en mujeres, y su costo ascendió a más de 200 mil millones de pesos en 2020 por atención en salud y pérdida de productividad (29% del gasto público en salud).

La publicidad de sucedáneos de la leche materna (SLM), así como de alimentos y bebidas infantiles no saludables, representa una de las principales barreras para que niñas y niños reciban la mejor alimentación en sus primeros años de vida. Los sucedáneos de la leche o fórmulas infantiles de ninguna manera ofrecen los mismos beneficios que la leche humana, pero el incremento del uso de internet y de las redes sociales ha permitido que las compañías productoras y distribuidoras de fórmulas infantiles tengan mayor alcance y mejores oportunidades para promocionar sus productos a través de estrategias de publicidad.

Un estudio desarrollado por un grupo de investigadoras del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México, realizado en 2020 con padres y madres de familia y otros actores sociales, identificó que el 80% de los padres y madres con acceso a internet reportaron haber visto publicidad digital de sucedáneos y alimentos y/o bebidas comerciales para niñas y niños pequeños, lo que demuestra una gran presencia de publicidad prohibida por el Código Internacional para el grupo etario de 0 a 6 meses de vida. Casi 55% de las madres y padres consideró que las compañías de SLM, alimentos infantiles los hace pensar que los productos que ofrecen son mejores que la leche materna. En el 33% de los medios digitales analizados, principalmente en tiendas en línea, se encontró publicidad de fórmulas para lactantes (0-6 meses), a pesar de que su promoción está prohibida.

Este estudio evidenció que, en México, la publicidad digital confunde a madres, padres, cuidadores y a la sociedad sobre la mejor forma de alimentar a los niños y niñas pequeños, con mensajes y estrategias publicitarias personalizadas, difíciles de identificar, influyendo negativamente en las prácticas de lactancia materna y alimentación complementaria.

El INSP y UNICEF consideran que la publicidad digital de SLM y alimentos infantiles debe ser regulada en las leyes y normas mexicanas para poder ser monitoreada y sancionada en caso de incumplimiento, con el objetivo de salvaguardar la salud y el derecho de todos los niños y niñas a la lactancia y a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad.

Puedes consultar más información en las siguientes infografías:


Última actualización:
miércoles 3 agosto 2022 11:57:41 por Webmaster INSP