Salve vidas: límpiese las manos


El lavado de manos correcto y frecuente salva vidas. La atención sanitaria limpia está reconocida como uno de los desafíos urgentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ser abordados por la comunidad global.1

La campaña mundial "Salve vidas: límpiese las manos", de periodicidad anual, se inauguró en 2009 dentro de un esfuerzo internacional, encabezado por la OMS en apoyo de los trabajadores de la salud, con el fin de mejorar la higiene de las manos en la atención sanitaria.2

La higiene de manos es trascendental, ¿por qué? Es considerada la medida más importante para evitar la transmisión de gérmenes y evitar las infecciones asociadas a la atención sanitaria.3

¿Quién debe aplicarla? ¡Todos! Todo profesional o dispensador de servicios de atención sanitaria, o cualquier persona que participe directa o indirectamente en la atención de la salud, debe mantener la higiene de sus manos y saber cómo hacerlo correctamente en el momento adecuado.3 Además, ante la actual contingencia mundial por la Covid-19, todas las personas debemos lavar nuestras manos correcta y frecuentemente, para prevenir la transmisión del virus SARS-CoV-2.

¿Cómo realizar un lavado correcto de manos?3

  • Limpie sus manos frotándolas con un desinfectante a base de alcohol, como medio habitual preferente para desinfectar las manos cuando éstas no estén visiblemente sucias.
  • Lávese las manos con agua y jabón cuando estén visiblemente sucias, manchadas de sangre u otros fluidos corporales.

¿Cuándo lavarnos las manos? ¡En todo momento!4

  • Antes, durante y después de preparar alimentos.
  • Antes y después de comer algo.
  • Antes y después de cuidar a alguien en su casa que tenga vómitos o diarrea.
  • Antes y después de tratar una cortadura o una herida.
  • Después de ir al baño.
  • Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño.
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Después de tocar a un animal, alimento para animales o excrementos de animales.
  • Después de manipular alimentos o golosinas para mascotas.
  • Después de tocar la basura

Si eres trabajador de la salud, no olvides los cinco momentos clave para la higiene de manos: 3

  • Antes de tocar al paciente.
  • Antes de realizar una tarea limpia / aséptica.
  • Después del riesgo de exposición a líquidos corporales.
  • Después de tocar al paciente.
  • Después del contacto con el entorno del paciente.



Fuentes

Última actualización:
martes 4 mayo 2021 12:07:42 por Webmaster INSP