El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud
130319 img1Tomar bebidas endulzadas puede causar daños a la salud. Cada vez que entramos a una tienda, almacén o supermercado, vemos una gran cantidad de bebidas endulzadas, con diversos colores y sabores para satisfacer distintos gustos, aparentemente inofensivas y muchas veces, comercializadas y publicitadas como saludables. Sin embargo, las bebidas azucaradas, endulzadas o con azúcar añadida no aportan beneficios a la salud, por el contrario, existe suficiente evidencia para afirmar que su consumo conlleva grandes riesgos a la salud.

Atendiendo a esto, el Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINyS) del INSP organizó el simposio "Bebidas azucaradas: efectos en salud y políticas para su regulación", en el marco del 15 Congreso de Investigación en Salud Pública.

130319 img2En el simposio participaron los doctores Juan Rivera Dommarco, director del CINyS; Walter Willett, de la Universidad de Harvard; Michael Goran, de la Universidad del sur de California; Barry Popkin, de la Universidad de Carolina del Norte y la doctora Arantxa Colchero del INSP.

De acuerdo con los expertos, uno de los problemas de consumir bebidas azucaradas es que, además de no brindar nutrientes, las calorías que aportan no dan saciedad (de ahí que se les llame "calorías vacías") y se suman a las de los alimentos del día. Estas "calorías vacías" se acumulan en el tiempo y derivan en sobrepeso y obesidad. De acuerdo con el doctor Juan Rivera, basta ingerir 160 calorías extra cada día para ir ganando peso a lo largo de los años hasta llegar a la obesidad, con todas las consecuencias que eso implica.

130319 img3Entre lo expresado por los ponentes en relación con los efecto a la salud, Walter Willett refirió que el análisis de los resultados de siete estudios clínicos sobre la ingesta de bebidas azucaradas (Malik et al 2009), reveló una relación positiva entre el consumo de bebidas azucaradas y el aumento de peso. Además, explicó que muchas de las bebidas se endulzan con jarabe de maíz de alta fructuosa y al metabolizar la fructuosa, el organismo produce mayor cantidad de ácido úrico, lo que aumenta el riesgo de padecer gota.

Por su parte, Michael Goran aseguró entre otras cosas que de acuerdo con un estudio del 2011 (Le et al 2011) la población hispana es genéticamente más susceptible al efecto metabólico de las bebidas azucaradas, a través de la acumulación de grasa abdominal, en el páncreas y el hígado. Explicó también que el aumento en las exportaciones a México de jarabe de maíz de alta fructuosa aunado al altísimo consumo de refrescos y el componente genético, constituyen una "tormenta" para la salud de los mexicanos, por lo que las políticas económicas globales pueden tener un impacto sobre el consumo de azúcar, de jarabe de maíz y a su vez sobre la obesidad y la diabetes.

130319 img4Al hablar de las propuestas para la regulación de las bebidas endulzadas, Barry Popkin mencionó que éstas son muy sensibles al cambio de precio, por lo que incrementar el costo de las bebidas endulzadas contribuiría a una reducción en su consumo, tal como lo demostró un estudio de 20 años de duración sobre el precio de la comida, su consumo y relación con la salud (Duffey et al 2010). Reconoció también, que México tiene en el consumo de bebidas endulzadas un gran reto, razón por la que recomendó realizar una estrategia integral que incluya impuestos, regulación de la publicidad y campañas de información, algo similar a lo que se ha hecho con el tabaco.

130319 img5

Finalmente, Arantxa Colchero presentó un estudio sobre el potencial de los impuestos a refrescos como una estrategia de prevención de la obesidad en México. Aseguró que de gravar los refrescos, la población más susceptible (la más pobre) reduciría significativamente su consumo. Asimismo, mostró que un impuesto del 20% a los refrescos se traduciría en una reducción del consumo de 163 a 121 litros por persona, así como una disminución del 12% de los casos de diabetes, el descenso en el gasto para este padecimiento y una recaudación fiscal de entre 22 y 24 mil millones de pesos.

Comentarios   

-1 # uriel andrade camacho 25-03-2013 12:06
He trabajado unos 12 años la salud intercultural y creo que hay pocos trabajos al especrto o lo mejor los he psado po alto, mi formacion profesional es antrpologia social y nutricion y la mtria en salud publica en la universidad veracruzana y en el entoces Instituto nacional indigenista, como encargado del programa de salud indigena en el edo de veracruz y soy mienbro de la sociedad Veracurzana de Salud publica, la verdad me gustaria seguir el doctorado y quiero saber quien sige esas lineas en INSP para contactarme.
saludos
Mtro. Uriel Andrade Camacho
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario



Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000