El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

Por: Colchero MA, Salgado JC, Unar M, Hernández-Avila M, Velasco-Bernal A, Carriedo A, Rivera-Dommarco JA.

El impuesto a bebidas azucaradas es una medida recomendada por organismos internacionales como la OMS y la OCDE. Sin embargo, para que tenga mayor impacto en reducir la obesidad debería ir acompañada de otras medidas como asegurar el acceso a agua potable y alimentos saludables a la población, regulación de la publicidad de alimentos y bebidas de acuerdo a los estándares internacionales, promoción de un etiquetado frontal simple que ayude a elecciones saludables, campañas de comunicación educativa, estrategias promoción de actividad física entre otras medidas.

El impuesto de 1 peso por litro planteado por el ejecutivo es un logro muy importante en la lucha contra la epidemia de obesidad y enfermedades crónicas relacionadas. El impuesto planteado tiene la ventaja presentarse como un impuesto específico, un impuesto al volumen que desincentiva el consumo de bebidas, particularmente de tamaños grandes. Aunque es un primer paso, considerando los elevados niveles de obesidad y diabetes en el país, para lograr una mayor efectividad (mayores beneficios en salud), el impuesto debería ser al menos del doble del que se ha planteado, es decir, de 2 pesos por litros. Además, será crucial lograr que se destinen recursos para proveer de agua potable a las áreas más pobres para lograr que las familias tengan sustitutos saludables.

En esta nota presentamos el efecto del impuesto de 1 y 2 pesos por litro para mostrar la diferencia en los beneficios en salud que se obtendrían. Asumimos que el impuesto de 1 peso por litro equivale en promedio a un aumento del 10% y que el de 2 pesos equivale a un 20% .

Efecto del impuesto en el consumo

Las estimaciones de la elasticidad precio de la demanda de refrescos, usando dos bases de datos representativas a nivel nacional, muestran que si el precio del refresco aumentara en 10%, el consumo podría reducirse entre 10 a 13%. La reducción en el consumo sería considerablemente mayor si el impuesto fuera del 20%: se lograría una reducción entre 20 y 26%[1].

Asumiendo que en México el consumo de refrescos promedio es de 163 litros por persona, dadas las estimaciones de elasticidades mostradas en el párrafo anterior, este consumo podría reducirse en un rango de 141 a 146 litros per cápita con un impuesto del 10% y entre 121 y 130 litros por persona con un impuesto del 20%.

Efectos en salud

De acuerdo con un modelo matemático diseñado para predecir cómo se reduciría el peso de la población mexicana después de un impuesto usando datos de la Encuesta Nacional de Salud del 2012 y las elasticidades precio de la demanda de refresco mencionadas, con un impuesto del 10%, podría lograrse una reducción en la prevalencia de sobrepeso y obesidad del 1% en un periodo de 10 años[2]. Esto representa ahorros de 6.6 mil millones de pesos en costos directos de atención [1]. Con un impuesto del 20%, la reducción en la prevalencia de sobrepeso y obesidad sería del 2% y los ahorros alcanzarían 13 mil millones de pesos.

Estimaciones recientes de incidencia y prevalencia usando las encuestas nacionales de salud y las elasticidades precio de la demanda de refrescos, muestran que con un impuesto del 10% se prevendrían entre 400,000 a 630,000 casos de diabetes al 2030 [3]. Estos casos prevenidos representarían ahorros en costos directos de atención que oscilan entre 3.2 a 25.2 mil millones de pesos . Si el impuesto fuera del 20%, se prevendrían entre 800,000 a 1,275,000 casos con ahorros entre 6.4 a 50.9 mil millones de pesos.

Recaudación

Asumiendo un consumo por persona de 163 litros al año, la recaudación, una vez que se reduce el consumo al implementarse el impuesto, la recaudación anual podría ser de 15 a 16 mil millones de pesos con un impuesto del 10% y de 22 a 24 mil millones de pesos con un impuesto del 20%.

 

Tabla resumen efecto impuesto en consumo, en sobrepeso y obesidad, en diabetes y monto de recaudación para 10% y 20% de impuesto

Efecto del impuesto Impuesto del 10% Impuesto del 20%
Reducción porcentual en consumo 10-13% 20-26%
Reducción en consumo por persona al año asumiendo 163litros/persona actualmente 141-146 litros per cápita 120-130 litros per cápita
Reducción prevalencia sobrepeso y obesidad 1% 2%
Ahorros por reducción sobrepeso y obesidad (costos directos de atención) 6.6 mil millones de pesos 13 mil millones de pesos
Casos prevenidos de diabetes al 2030 400,000 a 630,000 800,000 a 1,275,000
Ahorros por casos prevenidos de diabetes 3.2 a 25.1 mil millones de pesos 6.4 a 50.9 mil millones de pesos
Monto de recaudación 15.4 a 16.0 mil millones de pesos 22.5 a 24.2 mil millones de pesos

 

Referencias
1. Colchero, M., et al., Análisis del potencial del impuesto a refrescos en México como una estrategia de prevención de obesidad. 15 Congreso en Investigación en Salud Pública, 2013.
2. Zepeda R., Rodrigues E.R., and Barrientos-Gutiérrez T., Cambio en el peso esperado tras la implementación del impuesto a los refrescos: ENSANUT 2012, in Seminario Institucional "Generación de evidencia para la formulación de políticas públicas de obesidad: el caso del impuesto a los refrescos"2013, Instituto Nacional de Salud Pública: Cuernavaca, 26 de junio
3. Meza R., Barrientos-Gutiérrez T., and R. Rojas M, Reconstrucción de la incidencia de diabetes en México a partir de encuestas transversales, in Seminario Institucional "Generación de evidencia para la formulación de políticas públicas de obesidad: el caso del impuesto a los refrescos"2013, Instituto Nacional de Salud Pública: Cuernavaca, 26 de junio

 

Escribir un comentario



Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000