El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

A inicios de marzo de este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó nuevas directrices para la ingesta de azúcar en niños y adultos. Estos nuevos lineamientos, basados en la mejor evidencia científica disponible, exhortan a reducir el consumo de azúcares libres a menos del 10% de las calorías totales diarias (en una dieta de 2 000 calorías) y destacan que una reducción a menos del 5% proporcionaría beneficios adicionales para la saludi.

De acuerdo con la propia OMS, la nueva directriz se ha desarrollado de acuerdo al procedimiento descrito en su manual para la elaboración de directrices (WHO handbook for guideline development), el cual toma en cuenta la identificación de preguntas y resultados prioritarios, recopila evidencia científica, la evalúa, sintetiza, formula las recomendaciones y elabora un plan para aplicarlas y evaluar sus efectos. En un comunicado de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a propósito de la publicación de las nuevas directrices, se explica que el “azúcar no es un nutriente esencial y hay evidencia sólida que muestra que en realidad puede ser perjudicial al contribuir al sobrepeso, la obesidad y la caries dental”ii .

En la nueva directriz, la OMS destaca la existencia de una marcada preocupación porque el consumo de azúcares libres (principalmente en bebidas azucaradas) aumente la ingesta calórica general y pueda reducir el consumo de alimentos que contienen calorías más adecuadas desde el punto de vista nutricional, ya que esto provocaría una dieta poco saludable, aumento de peso y un mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, como la diabetes; enfermedad que a partir del año 2000 es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en hombres, después de la cardiopatía isquémica (frecuentemente producto de la diabetes), de acuerdo con la Academia Nacional de Medicinaiii.

Según datos presentados a finales de 2014 por el Dr. Dariush Mozafarian, en México las bebidas azucaradas son responsables de más de 24, 000 muertes cada año, y entre hombres y mujeres menores de 45 años, las bebidas azucaradas causan 22% y 33%, respectivamente, de todas las muertes relacionadas con diabetes, enfermedad cardiovascular y obesidad en el paísiv. Asimismo, en México los costos de la diabetes atribuidos al sobrepeso y obesidad, representan un costo de entre los 82 y 98 mil millones de pesos, equivalentes a 73% y 87% del gasto programable en salud (2012), según cifras del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C.v

En este mismo sentido, de acuerdo con el análisis de datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT 2012) presentados en el 16 Congreso de Investigación en Salud Pública (4-6 marzo), en México entre el 57.8% y 84.6% de los individuos, dependiendo el grupo de edad y sexo, tienen un consumo usual inadecuado de azúcares añadidos (por arriba del límite superior recomendado que es >10% del total de energía consumida) a nivel nacional. Al analizar por el tipo de zona (rural o urbana), la proporción de individuos con consumos inadecuados de azúcares añadidos aumenta (rango de 61.9% a 89.2% en zonas urbanas y de 46.6% a 68.7% en zonas rurales, dependiendo el grupo de edad y sexo).vi

Por otra parte, el análisis de la ENSANUT 2012 también mostró que el consumo per cápita de azúcares totales fue de 364.5 kcal de las cuales 126.9 kcal fueron azúcares intrínsecos y 237.6 kcal de añadidos. Los azúcares añadidos contribuyeron con un 12.5% de la ingesta total de energía en la dieta de los mexicanos. Las bebidas azucaradas fueron la principal fuente de azúcares contribuyendo con el 70.3% de los azúcares añadidos y 54.7% de los azúcares totales. Mientras que los alimentos con alto contenido en grasa saturada o azúcares añadidos contribuyeron con el 24.8% y 16.3% de los azúcares añadidos y totales respectivamente.vii.

Considerando las nuevas guías de la OMS y por el contexto epidemiológico del país en el cual el consumo de azúcares añadidos se identifica como una fuente importante en la dieta, es de gran importancia el adecuar algunas de las regulaciones como parte del esfuerzo por controlar el sobrepeso y la obesidad en el país. Por ejemplo, en la nueva regulación de etiquetado frontal publicada en el Diario oficial de la Federación el 15 de abril del 2014, si se considera una lata de refresco de 355 ml que aporta 149 kcal (todas ellas de azúcares añadidos) y utilizando como base para el cálculo 90 g de azúcar que es lo que se indica en dichos lineamientos, el consumo de dicho refresco representa 41% de las calorías. Sin embargo, si se considera la recomendación del 10% de la OMS el porcentaje pasa a 74% y si se toma en cuenta la de 5% sería un 149%.

De acuerdo a estos datos, el consumo de azúcares en México se encuentra muy por encima de la nueva directriz desarrollada por la OMS, por lo que es necesario fortalecer la regulación actual, la promoción de estilos de vida saludables, así como la creación de políticas públicas que propicien opciones de alimentación saludables.

i Insta la OMS a reducir consumo de azúcar en adultos y niños.
ii La OPS y la OMS instan a reducir el consumo de azúcares en adultos y niños. Comunicado de prensa de la OPS.
iii Academia Nacional de Medicina de México, Acciones para enfrentar a la diabetes, 2015.
iv La carga de la enfermedad y muertes atribuibles al consumo de bebidas azucaradas en México
v Instituto Mexicano para la Competitividad, Kilos de más, pesos de menos. Los costos de la obesidad en México.
vi “Ingesta habitual de energía y macronutrientes en la población Mexicana”. Presentado por Mtra. Nancy López Olmedo en el 16 Congreso de Investigación en Salud Pública. Este párrafo y sus datos fueron modificados el 24-07-2015 luego de una revisión de los datos finales por parte de su autora
vii Ingesta de azúcares totales y añadidos en población Mexicana”. Presentado por: Mtra. Tania Georgina Sánchez Pimienta en el 16 Congreso de Investigación en Salud Pública. Este párrafo y sus datos fueron modificados el 24-07-2015 luego de una revisión de los datos finales por parte de su autora.

Comentarios   

+2 # Rosa Martha Velasco Martinez 20-03-2015 19:09
Información para incluir en cualquier documento académico sobre salud y nutrición
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario



Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000