Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del inicio de periodo de campaña.
El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

Las compras de alimentos con impuesto como botanas, galletas y pan dulce empaquetado disminuyeron 5.1% tras la implementación del impuesto a estos productos en 2014. El estudio publicado en la revista PLOS Medicine fue realizado por investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública en colaboración con la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

En enero de 2014 se implementó en México, junto con el impuesto a las bebidas azucaradas, un gravamen de 8% a los alimentos no básicos con alta densidad energética (≥275 kcal/100 g). Los investigadores analizaron una base de datos de hogares (panel de consumidores) que fueron visitados cada dos semanas entre 2012 y 2014 para obtener información detallada sobre sus compras de alimentos. Los hogares estudiados se localizaban en 53 ciudades del país. Los investigadores examinaron si las compras de alimentos con impuesto en 2014 disminuyeron más allá de lo que se esperaba en base a la tendencia previa observada entre 2012 y 2013. Encontraron que las compras de los alimentos con impuesto disminuyeron 5.1%, mientras que las compras de los alimentos sin impuesto no cambiaron. La disminución en la compra de alimentos con impuesto en los hogares de nivel socioeconómico bajo fue de 10.2%, en los de nivel medio fue de 5.8% y en los de nivel alto no se documentó un cambio significativo.

Estos resultados sugieren que el impuesto de 8% a los alimentos no básicos con alta densidad energética ha logrado desincentivar el consumo de estos productos en la población mexicana. Debido a que el consumo excesivo de los alimentos gravados aumenta el riego de enfermedades crónicas, la disminución observada en las compras puede contribuir a mejorar la salud de la población.

El estudio fue financiado principalmente por Bloomberg Philantropies, con apoyo de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos y la Fundación Robert Wood Johnson.

El equipo de trabajo incluyó a la Dra. Carolina Batis (Catedrática CONACYT asignada al INSP) y al Dr. Juan Rivera Dommarco del Instituto Nacional de Salud Pública y a la Dra. Lindsey Smith Taillie y el Dr. Barry M. Popkin de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

El estudio completo está disponible en la siguiente liga:
http://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.1002057

160705 alimentos chatarra

Comentarios   

+1 # Luz 07-07-2016 15:21
Me da mucho gusto conocer los resultados por que sin saber el porque de estos impuestos uno se molesta y nunca piensa que es benefico para la poblacion. Muchas felicidades a todos los integrantes de la investigacion principalmente a la dra. Carolina Batis
Responder | Responder con una citación | Citar
0 # Armando León Bernal 13-02-2017 06:25
Interesante resultado de la política publica de que al incrementar el impuesto se demuestre que el consumo se decremento, ahora el esfuerzo debe estar concentrado en concienciar a la población sobre la eliminación del consumo de estos productos por el riesgo que representan para su salud.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario



Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000