Cambios en las ventas de bebidas saborizadas en México antes (2007-2013) y después del impuesto (2014-2016)


En diversos medios de comunicación, algunos organismos y columnistas han concluido erróneamente que el impuesto a bebidas azucaradas no redujo las compras de estos productos en 2015 y 2016, como sucedió en 2014. Esta conclusión la sustentan en comparaciones de datos agregados directos (crudos) de ventas, es decir, no consideran factores que influyen en las compras y el consumo de estas bebidas de manera independiente de los efectos del impuesto, y que cambian de un período a otro. En esta nota presentamos un análisis para mostrar la tendencia que hubieran tenido las ventas de bebidas azucaradas si el impuesto no se hubiera implementado y cómo se compara con lo observado después de la implementación del impuesto.

De acuerdo con datos de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera, en México se han vendido en promedio al mes 13.6 litros de bebidas saborizadas por persona (refrescos de cola, de sabores y bebidas deportivas),(1) en el período comprendido entre enero de 2007 y junio de 2016.

La siguiente figura muestra la tendencia en el comportamiento observado de las ventas mensuales por persona (línea negra) entre enero del 2007 y junio del 2016. Entre 2007 y 2010 se observa un nivel relativamente estable en las ventas por persona. A partir de 2010 las ventas comenzaron a elevarse de forma sostenida hasta 2013. Desde entonces, se observa una reducción que se acentuó en 2014, cuando entró en vigor el impuesto a bebidas azucaradas de 1 peso por litro (línea verde vertical).

La figura muestra además dos escenarios derivados de un modelo estadístico. En el primero se observa que si el impuesto a las bebidas saborizadas no se hubiera implementado, las ventas por persona habrían seguido creciendo como en el período anterior (línea roja). La línea azul muestra la tendencia de las ventas por persona en presencia del impuesto, pronosticado por el modelo. De acuerdo a este modelo, las ventas de bebidas saborizadas fueron menores que lo que se hubiera esperado si no hubiera habido un impuesto (se encontró una reducción de 6% en las ventas de estas bebidas en 2014, 8% en 2015 y 11.1% entre enero y junio del 2016 comparando con el período anterior al impuesto (2007-2013).

En resumen, la implementación del impuesto está asociada con una reducción en las ventas de bebidas saborizadas por persona en México.

161018 eppo


REFERENCIAS

  1. De acuerdo con la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera, reportada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Disponible en
    http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/encuestas/establecimientos/secundario/emim/
Última actualización:
miércoles 26 agosto 2020 16:47:14 por Webmaster INSP